Ardieron 14 kilómetros de bosque en el parque El Turbio

Se quemaron seis casas y el ganado quedó atrapado en el fuego
(0)
21 de diciembre de 2001  

RAWSON.- Pobladores evacuados, seis viviendas arrasadas y decenas de hectáreas de bosque mixto quemadas arrojaba ayer como resultado provisional un incendio forestal desatado en el Parque Provincial El Turbio, situado al sudoeste del Parque Nacional Lago Puelo, en el noroeste de Chubut.

Ayer al mediodía el intendente de Lago Puelo, Eduardo Daniel, dijo que el incendio tenía unos catorce kilómetros de extensión por unos cinco kilómetros de ancho y que se propagaba en forma descontrolada a raíz del fuerte viento que soplaba en la región.

"Lo único que podemos hacer es salvar las vidas humanas", dijo desconsolado el jefe comunal, mientras no se cansaba de agradecer en el contacto telefónico a los brigadistas del Plan Nacional del Manejo del Fuego.

En Lago Puelo, a 820 kilómetros de esta capital, la masa boscosa para sus pobladores es mucho más que un bello paisaje. Allí celebran en enero de cada año la Fiesta Nacional del Bosque y su Entorno, pero la amenaza de la destrucción de cipreses, coihues, radales, ñires y maitenes, entre otras especies, se renueva a fines de cada primavera y durante el verano.

En un parte oficial, el gobierno de Chubut dijo que el incendio en El Turbio "tiene características explosivas", lo que equivale a señalar que está fuera de control y su avance es arrollador. Un incendio de magnitudes en esta zona tiene el agravante de que la única manera de llegar rápido al lugar es por medio de embarcaciones navegando el lago Puelo o a caballo bordeando la margen este de lago.

Brigadistas

Ayer se contó con un helicóptero para trasladar a brigadistas. "Cuando se produce un incendio, aunque sea pequeño, pero se demora en llegar, sólo una lluvia puede apagarlo", dijo Daniel.

El Turbio tiene una extensión de 57.000 hectáreas y duplica la superficie de su vecino, el Parque Nacional Lago Puelo. Chubut lo declaró reserva natural por una ley de 1994 para proteger especies faunísticas en extinción. La garza bruja; el huala (ave acuática); el zorzal patagónico; el halcón peregrino; pájaros bautizados con los nombres de huet huet y comesebo; el picaflor rubí y el pequeño ciervo Huemul son algunos de los habitantes del bosque, que en enero de 1996 ardió. Se perdieron más de 1500 hectáreas.

"Nos volvió a ocurrir lo de todos los años: hay escasez de medios para combatir incendios. Ya se quemaron seis casas y el poco ganado que tenían las familias quedó atrapado por el fuego", dijo el intendente de Lago Puelo.

Los vecinos de Lago Puelo se preguntaban ayer si aparecerán recursos para combatir los incendios. Temen que con las cuentas públicas en rojo no haya dinero para movilizar brigadistas y fundamentalmente medios aéreos para combatir el fuego en los bosques.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.