Caso Próvolo: liberaron bajo fianza a la monja Kumiko Kosaka

La monja Kumiko Kosaka (43) recuperó este jueves la libertad.
La monja Kumiko Kosaka (43) recuperó este jueves la libertad. Crédito: Gentileza El Sol
Pablo Mannino
(0)
4 de abril de 2019  • 23:26

Mientras se espera que comience el juicio contra los curas acusados de abusar sexualmente de chicos sordos en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza, la monja Kumiko Kosaka (43) recuperó este jueves la libertad bajo fianza. La religiosa está acusada de participación primaria en nuevo episodios de vejámenes y corrupción de menores en el establecimiento de Luján de Cuyo. La imputada, quien se encontraba con detención domiciliaria, logró el beneficio tras pagar una caución de 2 millones de pesos.

Tras una serie de audiencias suspendidas, finalmente la Justicia determinó que la monja sea liberada. De esta manera, una vez más, surtió efecto la presión ejercida por el reconocido abogado defensor de Kosaka, Carlos Varela Álvarez. De hecho, el letrado puso como argumento que no existía riesgo de fuga ni posibilidad de entorpecimiento de la investigación.

Así, la magistrada Patricia Alonso, quien en un primer momento rechazó el pedido, ahora accedió a la petición de la defensa. En tanto, los familiares de las víctimas se mostraron consternadas por la decisión de la Justicia provincial.

La religiosa está acusada de participar activamente de los abusos a los chicos de la institución.

La mujer estuvo detenida hasta septiembre de 2017 en el penal de mujeres de Aguas de las Avispas, en Cacheuta, en plena zona montañosa. Había sido detenida a principios de mayo de ese año, tras entregarse a la Justicia.

La monja fue señalada por las víctimas no sólo por tocamientos sino por entregarlas a los curas y empleados para abusarlas y ver pornografía así como de colocarle un pañal a una niña tras ser vejada por un sacerdote. De hecho, confirmaron ante la Justicia que a la religiosa la llamaban "la monja mala" en la "Casita de Dios". En una de sus declaraciones, Kumiko aseguró que lo que decían los denunciantes era "mentira" producto de la "fantasía" de los niños.

Por su parte, se espera que en los próximos meses la causa principal del Próvolo vaya a juicio. En esta instancia se deberán sentar en el banquillo, por más de 20 hechos, los sacerdotes Nicola Corradi (83), que goza del beneficio de prisión domiciliaria, y Horacio Corbacho (57), quien se encuentra en el penal de Boulogne Sur Mer, junto con el empleados del colegio Armando Gómez (47).

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.