Cóppola: el novio de la hija, preso