Coronavirus: se redujo un 50% la contaminación del aire por la disminución del tránsito en la ciudad de Buenos Aires

Bicicletas en el centro de la ciudad, de lo poco que se ve en movimiento en estos días
Bicicletas en el centro de la ciudad, de lo poco que se ve en movimiento en estos días Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Mauricio Giambartolomei
(0)
27 de marzo de 2020  • 17:45

El agua de los canales de Venecia luce cada día más cristalina desde que la pandemia de coronavirus comenzó a castigar con fuerza a Italia y los turistas dejaron de recorrerlos. Se fueron los visitantes pero aparecieron los peces, patos y cisnes que se pasean tranquilos sin temor a toparse con las pintorescas góndolas y los motores de los botes. Es un guiño del medio ambiente que parece haber salido fortalecido por la crisis sanitaria que afecta a más de 200 países en todo el mundo. Italia, precisamente, es uno de los más dañados por el virus.

En Buenos Aires no hay canales, pero a una semana de decretarse el aislamiento social , obligatorio y preventivo la calidad del aire de la ciudad es más saludable que en el mismo período del año pasado: la presencia de gases se redujo hasta en un 50%, según datos oficiales .

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Los datos surgen de un estudio que realizó la Secretaría de Ambiente de la ciudad a través de la Agencia de Protección Ambiental (APrA) sobre los parámetros de contaminación atmosférica entre el 20 y el 25 de marzo, es decir, el primer día de la cuarentena anunciada por el presidente Alberto Fernández y el primer día hábil después del fin de semana largo .

La conclusión indicó que los valores de monóxido de carbono (CO) , óxido de nitrógeno (NO) , dióxido de nitrógeno (NO2) y material particulado 10 (mp/10) disminuyeron un 50% en relación al mismo período de 2019. Las mediciones se tomaron en las estaciones de control atmosférico ubicadas en La Boca, en la esquina de Rodríguez Peña y avenida Córdoba y Parque Centenario.

Al menos 1.600.000 vehículos particulares -entre los residente en la ciudad y los que ingresan por los 110 accesos-, 10.000 colectivos y 37.000 taxis se mueven por las calles porteñas los días hábiles en condiciones normales, que se modificaron a partir de las restricciones para circular que rigen desde la semana pasada. En la reducción de esa masa crítica se explica la razón de la mejora en la calidad del aire.

"La disminución del uso de medios de transporte que emiten gases contaminante es la salida para mejorar la calidad de aire de las grandes ciudades. El reemplazo de este tipo de transporte deberá ser una de las grandes acciones que habrá que mantener una vez que hayamos podido superar la pandemia del coronavirus", plantea como desafío Eduardo Macchiavelli , secretario de Ambiente.

Las calles porteñas ofrecen postales nunca vistas
Las calles porteñas ofrecen postales nunca vistas Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

A una semana de haber comenzado el aislamiento, la movilidad en la ciudad vive situaciones atípicas. En este nuevo escenario se registraron valores históricos de reducción de pasajeros en algunos medios de transporte como en el subte, que ahora transporta un promedio de 20.000 pasajeros, una merma del 98% respecto a un día de operatoria normal, según la información de la Secretaría de Transporte y Obra Públicas de la ciudad.

En cuanto a los vehículos, las autopistas porteñas tienen una circulación con un 72% por debajo de los valores habituales y con picos de hasta el 89%, de acuerdo a los registros de Autopistas Urbanas SA (AUSA) . Esto significa que se registró el paso de unos 44.000 vehículos diarios contra los 400.000 que se registran en una jornada hábil normal. Además el sistema de anillos digitales que controla los accesos tuvo una caída del 73% con picos de hasta el 88% de reducción durante el fin de semana largo.

La reducción de gases en el aire, una consecuencia positiva que trajo la merma de tránsito
La reducción de gases en el aire, una consecuencia positiva que trajo la merma de tránsito Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

El estudio concluyó que horas después del anuncio del presidente realizado el jueves 19, y antes de la medianoche del viernes, cuando comenzó la cuarentena, hubo una marcado aumento de las emisiones. La explicación en este sentido es que los porteños salieron a la calle para abastecerse antes del inicio del aislamiento.

En el detalle del análisis se registró un valor promedio de monóxido de carbono de 0,5 partes por millón (ppm) cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 1,0 ppm; mientras que para el caso del valor promedio de material particulado/10 se registró 30 ug/m3 cuando la OMS recomienda 50 ug/m3. Para el caso del óxido de nitrógeno el promedio de los días de medición fue de 20 partes por billón (ppb), por debajo de los valores promedio de la ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.