Coronavirus en la Argentina. Docentes de escuelas de Caballito fabrican máscaras con impresoras 3D para enfermeros y médicos

Coronavirus: en una escuela de Caballito fabrican máscaras para médicos y enfermeros
Coronavirus: en una escuela de Caballito fabrican máscaras para médicos y enfermeros
Valeria Musse
(0)
11 de mayo de 2020  • 09:42

Viviana no solo es docente en el Comercial 19 del barrio de Caballito ; también trabaja en el hospital Durand. Preocupada porque todos los colegas de la sanidad tuvieran máscaras para protegerse en la lucha contra el coronavirus , le preguntó curiosa al rector de la institución educativa: "¿Y si las fabricamos nosotros?". A Pablo Croci, director del Comercial, apenas le llevó unos minutos hacerle llegar la inquietud a sus superiores que, a su vez, dieron rienda suelta al proyecto.

En el Comercial 19 suelen haber dos máquinas impresoras 3D como método de estudio, pero gracias a la colaboración de otra decena de instituciones de la misma región educativa IV que acercaron sus aparatos hoy son 15 las impresoras que funcionan al unísono, de lunes a lunes, para desarrollar las anheladas máscaras. "Tuvimos mucha colaboración de exalumnos y la asociación de amigos del comercial para conseguir los insumos, como los filamentos y los elásticos", cuenta a LA NACION Croci, que trabaja a la par con docentes de la institución que dirige y de otras 15 escuelas.

La sala del Comercial 19 adaptada para fabricar las máscaras
La sala del Comercial 19 adaptada para fabricar las máscaras

La sala de música puso en pausa la melodía de los instrumentos para reconvertirse y sumar espacio al salón de tecnología. Durante los primeros días, la experiencia no era la esperada. "Nos salía mal, un desastre", reconoce Croci. Pero los dos profesores de tecnología que tiene la secundaria se ocuparon de transmitir sus conocimientos a sus colegas y el proyecto avanzó.

El rector Croci asea los materiales
El rector Croci asea los materiales

Cada 50 minutos, una nueva máscara ya está lista para ser usada. Los 20 profesores que participan de la iniciativa se turnan para mantener distancia social y cuidarse. Como mucho, puede llegar a haber hasta cuatro personas entre ambas aulas. La colaboración para avanzar con el proyecto solidario llegó también desde el ministerio de Educación porteño , que adquirió acetato y el plástico llamado PLA, que se utiliza para este tipo de producción. Así lo precisa Croci, que además de directivo es profesor.

Con las máscaras en la terapia intermedia del hospital Español
Con las máscaras en la terapia intermedia del hospital Español

En 20 días, la comunidad educativa que integra el comercial 19 lleva producidas casi 900 máscaras que fueron donadas, entre otros, a los hospitales Durand, Tornú, Fernández, Argerich, a las nuevas Unidades Febriles de Urgencia (UFU) y algunos hogares. "Se contactó una madre que dirige un lugar para personas con discapacidad severa y le dimos unas 20", relata, sonriente, el rector. Nunca imaginó que su labor educativa podría extenderse a esta actividad. Mientras aprovecha a dar sus clases virtuales de geografía, Croci controla de reojo a las máquinas "por si tiene que tocar algún botón".

Coronavirus: mientras vigila la producción de máscaras, el rector da clases virtuales
Coronavirus: mientras vigila la producción de máscaras, el rector da clases virtuales

Las máscaras 3D que se producen en el comercial 19 de Caballito
Las máscaras 3D que se producen en el comercial 19 de Caballito

Croci no deja de emocionarse: "El día que nos enteramos que las máscaras habían sido utilizadas por médicos y enfermeros durante una intervención quirúrgica nos pusimos a llorar. El esfuerzo da sus frutos". Y emocionado reflexiona: "La cadena de favores está buena".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.