Coronavirus en la Argentina. Qué impacto tuvieron las marchas en los contagios

Para el Gobierno, son los responsables de la duplicación de casos en algunas zonas; LA NACIÓN no detectó en el análisis de las cifras oficiales esta relación directa con el incremento de los contagios
Para el Gobierno, son los responsables de la duplicación de casos en algunas zonas; LA NACIÓN no detectó en el análisis de las cifras oficiales esta relación directa con el incremento de los contagios Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Iván Ruiz
Fabiola Czubaj
Delfina Arambillet
(0)
17 de agosto de 2020  • 15:57

Habían pasado apenas 72 horas de la primera prórroga del aislamiento social por la pandemia de Covid-19. Ese viernes de abril, abrieron los bancos y miles de personas hicieron largas filas en las calles durante horas. En los 132 días siguientes de cuarentena, se convocaron movilizaciones y familias se reunieron por el Día del Padre. Sin embargo, hasta ahora se desconoce el impacto real de esas salidas en los contagios.

Los registros oficiales no describen lo que aún sigue siendo motivo de polémica: si esos eventos influyeron de manera única y directa en la propagación del virus. Este medio estimó la variación de los casos detectados las dos semanas posteriores -el tiempo de incubación de la enfermedad- a ciertos eventos que movilizaron a la población, desde la apertura de los bancos en abril pasado hasta las marchas denominadas "anticuarentena" y el Día del Padre.

Hasta ahora se desconoce con precisión epidemiológica qué efecto tuvieron en los contagios, más allá del riesgo social conocido dada la alta transmisibilidad de este virus pandémico. "Tenemos documentado que muchos de los brotes que experimentaron las provincias surgieron a partir de uno, dos, o tres casos en reuniones sociales que en pocos días llegaron a los 200 o más", dijo Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica del Ministerio de Salud de la Nación, el Día del Amigo.

La funcionaria habló, además, de "un aumento exponencial" de casos a la semana del Día del Padre. "Esto es debido a que las reuniones sociales son uno de los lugares en los que más transmisión podemos tener, en especial si se producen en espacios cerrados", explicó. En esa presentación se recordó, además, que una persona puede transmitir el nuevo coronavirus 48 horas antes de empezar con síntomas.

LA NACION se comunicó con el Ministerio de Salud de la Nación para acceder a los resultados de las investigaciones epidemiológicas detrás de esa afirmación, pero no obtuvo respuesta.

Lejos de extinguirse, el tema tendrá un nuevo capítulo hoy, con la convocatoria a través de redes sociales a manifestarse en contra de las medidas del Gobierno.

En números

LN Data analizó la base de datos abierta del Ministerio de Salud con más de 850.000 casos estudiados por sospecha de Covid-19 en lo que va del año. Se estimó la diferencia de casos confirmados a los 15 días de cada evento en las áreas donde fueron más masivos. Para saber si se había dado un crecimiento exponencial (duplicación) o no, se comparó esa cifra con la del mismo intervalo (cinco días) de la semana anterior y posterior (ver infografía).

En la mayoría de las localidades, los números de la pandemia fueron subiendo de manera sostenida, aunque sin llegar a duplicarse. Entre el 18 y 22 de abril, a dos semanas de la apertura de los bancos, por ejemplo, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se acumularon 380 nuevos casos, mientras que para el mismo período de la semana anterior hubo 246 y de la posterior, 515 casos informados.

Otras ciudades donde adultos mayores se concentraron frente a los bancos, como Rosario, Bahía Blanca, Tucumán o Córdoba, no tenían cifras que superaran el dígito en ese momento ni modificaron los testeos, de acuerdo con el análisis.

En tanto, la variación de los datos tras las movilizaciones del 30 de mayo y el 9 de julio siguió una tendencia similar al tener cuenta, además, la diferencia en los testeos y la intensidad de la circulación viral en la comunidad.

El fin de semana del Día del Padre coincidió con un banderazo por el 20 de junio y una marcha por el conflicto con la empresa Vicentín de Santa Fe. En Mar del Plata y Córdoba se vieron las variaciones más significativas: esas ciudades registraron entre el 6 y 10 de julio, a las dos semanas, más de 80 casos, comparado con siete acumulados para el mismo período de la semana anterior. Pero, en ambas localidades, eso coincidió temporalmente con dos brotes grandes en un hospital y una clínica. El de Mar del Plata, por ejemplo, causó el 94% de todos los contagios de la zona hasta finales del mes pasado.

¿Qué pasó en la ciudad? Dos semanas después del Día del Padre se confirmaron 5134 casos a las dos semanas, entre el 6 y 10 del mes pasado. La semana anterior, en el mismo intervalo, habían sido 4541. Los contagios en la comunidad fueron algo más altos que entre contactos, de acuerdo con los datos abiertos de la jurisdicción.

Cruces políticos

Fue el presidente Alberto Fernández quien instaló que el aumento de los contagios se debía a las marchas. Ocurrió durante el encuentro virtual que mantuvo con dirigentes opositores. Tras una andanada de críticas, el Presidente les lanzó: "No podemos pasar de largo que hay sectores de la oposición que dicen que los tenemos encarcelados. Tienen mil formas de protestar, no hace falta exponer a nuestro pueblo. Cada marcha hizo que suban los casos".

El 2 de agosto, el Ejecutivo nacional restringió por decreto los eventos sociales y familiares en lugares cerrados. Al día siguiente, desde el Ministerio de Salud de la Nación salieron a explicar que las investigaciones epidemiológicas "suelen identificar alguna reunión familiar o social" tras la aparición de los brotes que empezaron a darse en las provincias desde el mes pasado.

La semana pasada, la cartera sanitaria atribuyó a las reuniones sociales ser "la principal causa" de los brotes que se están registrando e informó que el ministro Ginés González García había convocado a sus pares del resto de las jurisdicciones a "trabajar en el análisis de la situación epidemiológica", a la vez que les pidió opinión sobre la recomendación de ampliar la restricción de las reuniones sociales a todo el país, sin importar en qué fase del aislamiento esté cada provincia.

El viernes pasado, a anunciar una nueva etapa de las medidas oficiales, el Presidente mostró el mapa de la Argentina y afirmó: "Lo blanco se hace cada vez más colorido. Se ha expandido en todo el territorio el virus". A la vez, pidió "máxima prudencia" a la población y pidió evitar las reuniones familiares o sociales, que estarían siendo la principal vía de transmisión viral en este momento. Tanto en la ciudad como en la provincia de Buenos Aires también insisten en evitar esos encuentros.

Para reducir el riesgo de contagio:

  • Mantener el distanciamiento social (permanecer a 2 m de otras personas)
  • Evitar el contacto físico al saludar
  • Usar barbijo o tapaboca de acuerdo con las indicaciones de las autoridades sanitarias
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel
  • Cubrirse con el pliegue del codo pañuelos descartases al toser o estornudar
  • No llevarse las manos a la cara
  • Ventilar bien los ambientes del hogar y el lugar de trabajo
  • Desinfectar los objetos que se usan con frecuencia
  • Evitar reuniones en el lugar de trabajo y con amigos o familiares
  • No compartir el mate, la vajilla ni otros utensilios

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.