Coronavirus: están varados en Tailandia y debieron pasar una noche en un calabozo

En Bangkok, la policía detuvo a tres argentinos y los acusó de romper el distanciamiento social por el avance del nuevo coronavirus
En Bangkok, la policía detuvo a tres argentinos y los acusó de romper el distanciamiento social por el avance del nuevo coronavirus Fuente: AFP
Alejandro Horvat
(0)
28 de abril de 2020  • 17:06

Era la 1.30 de ayer en Bangkok, Tailandia. Ahí, un grupo de argentinos varados por la crisis que generó el nuevo coronavirus descansaba en el hostel, donde pasan sus días y sus noches a la espera de un vuelo que los lleve de regreso a la Argentina. Estaban viendo una película en la sala de vídeo. En esa ciudad el toque de queda empieza a la 22 y termina a la 4.

La luz de un patrullero incomodó a la recepcionista del lugar, quien les pidió a todos que se fueran a sus habitaciones, pero tres argentinos, un alemán y dos empleadas se quedaron en la planta baja. Los oficiales entraron, y bajo el pretexto de que no se estaba cumpliendo el aislamiento social obligatorio, se los llevaron detenidos.

Martín se aloja en ese hostel y es amigo de los tres argentinos que, hasta hace algunas horas, estuvieron encerrados en un calabozo. Él prefirió no revelar su identidad para no preocupar a sus familiares y los de sus compañeros.

"Los metieron en una celda con otros presos, que estaba toda orinada. Los presos hacían sus necesidades en un agujero que estaba totalmente rebalsado. Ahí estuvieron desde las 2 hasta las 16. Nosotros pudimos contactarnos con la embajada, pero nos dijeron que hasta el día siguiente no iban a poder hacer nada", relata Martín.

La policía llegó hasta ese lugar porque perseguía a una mujer que tenía una actitud sospechosa. Además, circular por la calle a esa hora está prohibido. "La policía alumbró un callejón donde hay un gran ventanal que da al interior de nuestro hostel. Como vieron más de cuatro personas, decidieron entrar. Revisaron todo el lugar y se llevaron detenidos a nuestros amigos, un alemán y a algunas empleadas".

La mujer que era perseguida por la policía aprovechó el desconcierto del operativo policial para entrar e intenta robar dinero en efectivo, celulares y cámaras. "Un tiempo después de que la policía se fue, una de las chicas que está con nosotros en el hostel subió a su habitación a buscar el cargador de su celular. Cuando entró al dormitorio se encontró con esa mujer que le estaba robando el celular, el dinero y los documentos. Todos nos asustamos muchísimo y la mujer escapó. Luego, unas horas después, vimos que todavía estaba merodeando cerca del hostel".

El dueño del hostel llevó comida a sus empleadas y a los argentinos varados, aunque los otros presos se la quitaron. Además, debió pagar una multa mayor a US$1500 para que fueran liberados. También tuvo que oficiar de traductor entre los argentinos y los tailandeses.

Fuentes de la Cancillería argentina confirmaron que la detención de los tres turistas varados y que la situación ya se había resuelto.

Antes de ser liberados, los amigos de Martín debieron firmar documentos que, según dicen, desconocían su contenido.

"Aclaro que estamos todos bien y que la policía no está persiguiendo turistas. Pero esta situación fue muy angustiante. Ahora la policía le pidió al hostel que cierre todas las áreas comunes. La situación va empeorando y la embajada no nos da ninguna certeza de cuándo vamos a volver. No queremos que nos regalen el regreso, queremos comprar el pasaje, solo deben autorizar los vuelos para los argentinos que estamos varados en Tailandia", concluyó Martín.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.