Coronavirus: un epidemiólogo explica las 3 condiciones para volver a vivir normalmente

Larry Brilliant, epidemiólogo que ayudó a derrotar la viruela, explicó qué tres condiciones deben darse para volver a vivir normalmente
Larry Brilliant, epidemiólogo que ayudó a derrotar la viruela, explicó qué tres condiciones deben darse para volver a vivir normalmente Fuente: Reuters
(0)
21 de marzo de 2020  • 15:35

Larry Brilliant, que dedicó toda su carrera a combatir epidemias, planteó tres condiciones muy concretas que deben darse para que, pasada la pandemia de coronavirus Covid-19, el mundo pueda volver a sus rutinas habituales. El infectólogo estadounidense trabajó en la erradicación de brotes como los de gripe y polio, y colaboró con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para combatir la viruela. Ahora, no duda en calificar el brote de Covid-19 como "la pandemia más peligrosa de nuestra era".

"Si no estás preocupado, no estás prestando atención", dice ahora Brilliant, que trabajó durante la última década y media en advertir a la población sobre un virus sumamente dañino. ¿Cuál sería su alcance? En una charla Ted llamada "Ayuda para detener la próxima pandemia", Brilliant calculó que puede provocar la muerte hasta 165 millones de personas. Por esa razón, criticó duramente a aquellos gobiernos que tardaron en actuar por no reaccionar sobre el alcance del coronavirus.

En la charla que el especialista dio en 2006, además de asegurar que "mil millones de personas se enfermarían", destacó que detectar y responder a tiempo resulta vital en el marco de un brote. Pero su conferencia no solo anticipa los costos humanos, sino también los económicos. "Habría una recesión y una depresión mundiales, y el costo para nuestra economía de entre 1 y 3 billones de dólares sería mucho peor para todos que la muerte de tan solo 100 millones de personas, porque muchas más personas perderían sus empleos y sus beneficios de atención médica, lo que hace que las consecuencias sean casi impensables", sostuvo el infectólogo.

Brilliant, que reside en California, donde ahora cumple con la cuarentena, cree que aquella pandemia de la que advirtió en 2006 es la del coronavirus, para el que aún no se desarrolló inmunidad ni se produjo una vacuna.

Por estos días, el profesional elogió las medidas que obligan a los ciudadanos a permanecer en cuarentena, aunque admitió que esto debería haber comenzado tiempo antes. ¿Por qué? Porque el virus podría haber sido cortado de forma mucho más eficaz. Las declaraciones, que el médico dio al medio estadounidense Wired, se suman a otras en las que aseguró que el aplanamiento de la curva y el autoaislamiento solo dará seguridad al mundo durante unos pocos meses, y pospondrá -más no detendrá de forma definitiva- el aumento en el número de contagios confirmados.

"No tengo miedo ya que hasta ahora no hay pruebas que sugieran que no se pueda encontrar una para el nuevo coronavirus o que los humanos no desarrollen eventualmente algún tipo de inmunidad a él", sostuvo Brilliant. "Debido al intenso interés por derrotarlo, pondremos la influencia científica, el dinero y los recursos para encontrar antivirales que tengan características profilácticas o preventivas que puedan utilizarse además de las vacunas". Sin embargo, aseguró que para que el planeta pueda volver a su rutina habitual, deben darse tres situaciones. "Cuando esas tres cosas sucedan", aseguró, "es cuando la normalidad volverá".

Tres condiciones para que todo "vuelva a la normalidad"

  1. "Que averigüemos si la distribución de este virus se parece a un iceberg, que está un séptimo por encima del agua, o a una pirámide, donde vemos todo. Si en este momento solo vemos una séptima parte de la enfermedad real es porque no estamos haciendo suficientes pruebas. Es como si estuviéramos ciegos".
  2. "Que tengamos un tratamiento que funcione, una vacuna o un antiviral".
  3. "Tal vez lo más importante, que un gran número de personas -en particular enfermeras, médicos, policías, bomberos y maestros que han tenido la enfermedad- sean inmunes. Para eso tenemos que poder verificarlo y crear un sistema que los identifique, ya sea una pulsera o una tarjeta con su fotografía y algún tipo de sello en ella. Recién entonces podemos estaremos los suficientemente seguros como para enviar a nuestros niños de vuelta a la escuela. Recién entonces sabremos que el profesor no es infeccioso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.