Historias solidarias. Dejó las aventuras para ayudar a las madres que trabajan