Ébola: el país tiene el único centro en la región para contener la infección

En el Centro de Contención Biológica de la Anlis se manipulan y almacenan microorganismos peligrosos para la salud humana y animal
En el Centro de Contención Biológica de la Anlis se manipulan y almacenan microorganismos peligrosos para la salud humana y animal Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Fabiola Czubaj
(0)
2 de julio de 2019  • 13:49

Los 10.000 kilómetros que separan a África de la Argentina, con un océano de por medio, parecen una barrera bastante segura contra el nuevo brote epidémico por el virus del Ébola en el corazón de ese continente, con 1540 muertes desde agosto pasado. Pero un viaje en avión acercaría esa amenaza en apenas un día y medio, una posibilidad más que preocupante si, como alertó la Organización Mundial de la Salud (OMS), faltan fondos para contener esta emergencia sanitaria de la República Democrática del Congo y alrededores, donde los conflictos armados y la inestabilidad política alientan las migraciones.

En América latina, el único laboratorio con los niveles de seguridad necesarios para manipular un virus con una mortalidad de más del 50% está en un predio del barrio porteño de Barracas. En las últimas semanas, expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS recorrieron sus instalaciones. La amenaza del ébola de este lado del océano les preocupa tanto como la fiebre amarilla, el dengue o el sarampión.

En ese Centro de Contención Biológica de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud "Dr. Carlos Malbrán" (Anlis) trabajan 19 profesionales entrenados en el país y el exterior en el manejo y el traslado seguro de agentes infecciosos o tóxicos de alto riesgo. En sus instalaciones y con los especialistas de los laboratorios nacionales de referencia que comparten el predio, el equipo que dirigen Alexis Edelstein y Ariel Vilardo analizan muestras, confirman diagnósticos y, también, determinan niveles de amenaza para la salud pública.

"El actual brote en el Congo lejos de limitarse, acaba de confirmar el primer caso en Uganda [hace dos semanas]. Con la interconexión global en menos de 24 horas, siempre existe un riesgo de importación de casos. Esto lo confirma el caso del turista ruso diagnosticado con sarampión el mes pasado que, en pocos, días visitó las ciudades de Buenos Aires, Iguazú y Montevideo en pleno período de incubación de la enfermedad", dijo Claudia Perandones, directora de la Anlis.

Un lugar seguro

En las instalaciones del centro, es una tarde más tranquila que las de los meses que duró el brote epidémico de hantavirus en Epuyén del verano pasado, la epidemia de dengue de 2016 o la pandemia de gripe A H1N1 de 2009, cuando se procesaron hasta 1500 muestras diarias de pacientes para confirmar el diagnóstico.

En el Centro de Contención Biológica trabajan 19 científicos especializados en el manejo de microorganismos de alto riesgo
En el Centro de Contención Biológica trabajan 19 científicos especializados en el manejo de microorganismos de alto riesgo Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Leonora Nusblat, coordinadora de biocontención, guía la visita mientras explica cómo funcionan los sistemas que protegen al personal, al laboratorio y el exterior del riesgo de contaminación. El lugar está certificado con un nivel de bioseguridad II y condiciones de contención biológica de nivel III humana y animal. El edificio cuenta, además, con un sistema de tratamiento de efluentes y filtrado del aire, entre otros servicios, que le permitirían seguir operando a máxima demanda durante 48 horas si hubiera una emergencia.

"Las instalaciones cumplen con las normas exigidas", afirmó Jean-Marc Gabastou, asesor regional en laboratorios de salud pública y redes de laboratorio de la OPS/OMS y asesor internacional en emergencias y desastres de la oficina de OPS/OMS en México. En diálogo con LA NACION, destacó la capacidad instalada. "Es muy importante y tenemos interés de disponer de infraestructura en el sur del continente con la Argentina en un papel fundamental en la región y como centro colaborador de la OMS", agregó Gabastou.

Especialistas con trajes protectores manipulan muestras sensibles en las cabinas de seguridad biológica, un área a cargo de Luciana Vázquez. Ese material puede incluir hasta agentes biológicos, como el ántrax o la toxina botulínica, asociados con actos de bioterrorismo en investigación.

Los trajes, la máscara y los guantes en el vestuario previo al acceso al laboratorio
Los trajes, la máscara y los guantes en el vestuario previo al acceso al laboratorio Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Freezers y ultrafreezers almacenan unas 85.000 muestras, algunas judicializadas, y microoganismos que son peligrosos para la salud humana y animal. Hay, también, más de 127.000 muestras de la cohorte de 6728 personas que investigan los equipos del Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular (Cescas) del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS).

Cuando esté listo el Biobanco Nacional de Muestras Biológicas, albergará 243.00 muestras criopreservadas de materia infectivo de distintas colecciones del país en un proyecto con la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas de la Anlis y la Fundación Leloir.

En el centro también funciona la plataforma de genómica y bioinformática de la Anlis, donde el equipo de Valeria Martínez, del Servicio de Biología Molecular del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, lograron con éxito detectar el genoma viral en una muestra que enviaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por su nombre en inglés).

Preparación a prueba

La preparación del equipo que dirige Edelstein para intervenir ante un caso probable de ébola ya se puso a prueba este año, al descartar la infección en una persona que había estado trabajando en la zona afectada de África.

Primera imagen microscópica del virus del Ébola que obtuvo el virólogo de los CDC Frederick Murphy el 13 de octubre de 1976
Primera imagen microscópica del virus del Ébola que obtuvo el virólogo de los CDC Frederick Murphy el 13 de octubre de 1976 Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza CDC

En el país son tres los hospitales designados para aislar y tratar a pacientes con ébola: el Hospital Militar, el Hospital El Cruce (Florencio Varela) y el Hospital Garrahan. "Se planificaron y sugirieron las adecuaciones edilicias, se diseñaron los circuitos de atención al paciente, se capacitó al personal de la salud, se redactaron los protocolos y recomendaciones para la gestión segura de muestras sospechosas", detalló Perandones.

Este año, el simulacro que se está organizando será más grande que el de mayo del año pasado en el Centro de Contención Biológica. Incluirá a referentes de hospitales y laboratorios, y equipos de Bomberos, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y el Batallón 601 de Apoyo a Emergencias Químico, Biológico y Nuclear de San Nicolás, que diseñó un laboratorio móvil y serían los responsables de montar áreas de aislamiento para contener un brote.

Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza ANLIS

La semana pasada, un equipo del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, publicó por primera vez una estimación de cuántos brotes de ébola pasaron desapercibidos desde 1976, cuando se describió por primera vez el virus, como se recuerda en la serie que acaba de estrenar National Geographic, The Hot Zone. En la revista Plos Neglected Tropical Diseases, el equipo de Emma Glennon estimó que los sistemas sanitarios no detectaron por lo menos la mitad de esos casos en los que seres humanos enfermaron tras estar en contacto con animales silvestres con el virus (reservorios).

"La preparación de los sistemas de salud para detectar, tratar y prevenir la transmisión de la enfermedad por el virus del Ébola es fundamental para mitigar futuros brotes", afirmó el equipo británico.

Tres preguntas

Qué es la enfermedad por el virus del Ébola

Antes llamada fiebre hemorrágica del Ébola, es una enfermedad zoonótica grave, a menudo fatal, con una tasa de letalidad de alrededor del 50% que invade las células del cuerpo, altera el sistema inmunológico y daña las paredes de los vasos sanguíneos mientras va afectando el funcionamiento de distintos órganos.

Cómo se transmite

A través del contacto con animales infectados (generalmente después de faenados o durante la cocción o ingestión) o por el contacto con las secreciones corporales (sangre, saliva, semen, heces, orina) de personas infectadas, aun después de muertas. El contagio es posible recién cuando aparecen los síntomas, lo que ocurre entre 2 y 21 días desde la infección.

Qué síntomas produce

Al incio de la enfermedad, son comunes la fiebre, la debilidad y los dolores musculares, de cabeza y de garganta. A medida que la enfermedad avanza, aparecen vómitos y diarrea, erupciones cutáneas, deterioro de las funciones renales y hepáticas y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.