El cruel asesinato de Facundo Quiroga y el destino fatal de los responsables

El caudillo federal fue asesinado en 1835
El caudillo federal fue asesinado en 1835
(0)
16 de febrero de 2020  • 02:00

A finales de 1834 y enemistados por la autonomía de Jujuy, estalló una guerra civil entre los gobernadores de Salta y Tucumán. Frente a ello, el gobernador porteño Manuel Vicente Maza envió a mediar al general Facundo Quiroga . Tras hacer oidos sordos a los avisos que aseguraban que querían matarlo, a mitad de camino se entera que la guerra había terminado. El 16 de febrero , una partida emboscó su carruaje en Barranca Yaco , en el norte de Córdoba, y al asomarse Quiroga por la ventana recibió un tiro en un ojo. Tras ello, su cuerpo fue luego tajeado y lanceado, y todos los demás miembros de la comitiva fueron asesinados también.

El jefe de la partida fue el capitán Santos Pérez , hombre de confianza de los hermanos Reinafé , dueños y señores de la provincia de Córdoba. También se sabe que Juan Manuel de Rosas, con el acuerdo de Ibarra y López, ordenó la detención de Santos Pérez, tres de los hermanos Reinafé y de los principales integrantes del asesinato.

Después de veinte meses de juicio, Santos Pérez y dos de los hermanos Reinafé fueron fusilados en Plaza de la Victoria. Otro de los hermanos murió en la cárcel y el único que escapó se ahogó dos años después en el río Carcarañá. En resumen, los principales responsables del crimen pagaron con sus vidas , los Reinafé desparecieron del escenario político de Córdoba, y Rosas logró, gracias al sacrificio de Quiroga, las facultades extraordinarias y la suma del poder público.

El cuerpo de Quiroga fue inhumado en la Catedral de Córdoba. Se lo trasladó en 1946 a la bóveda de los Quiroga en Recoleta. En 2007 un grupo multidisciplinario que ingresó al subsuelo halló el cajón de bronce que guarda su esqueleto de pie dentro de una pared lateral. Los familiares no permitieron abrir el ataúd, para poder así comprobar si a sus pies, como se sabe de tradición oral, reposan los huesos de su esposa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.