El hipnótico vuelo de una garza blanca y cómo a Carlos Pagni se le escapó la noticia del año