"Esperar ese hijo que no llega te revuelca como un tsunami"