Ex zoo de Mendoza: murió una hipopótama que esperaba ser trasladada a Sudáfrica

La hipopótoma Chiquitita
La hipopótoma Chiquitita
Pablo Mannino
(0)
15 de agosto de 2019  • 17:20

Luego de la seguidilla de muertes de animales en el ex zoo de Mendoza que ocurrieron en el 2016 y que obligaron a las autoridades a cerrar el paseo e iniciar su transformación, la preocupación sigue latente. Esta semana se conoció el deceso de una hipopótama, que esperaba ser traslada a Sudáfrica, pero a su vez, salieron a la luz otros fallecimientos de los últimos meses.

Mientras que para las autoridades se trata de "altas y bajas esperables y normales", empleados de la institución y entidades que defienden los derechos de los animales reclaman mejores condiciones de vida de las especies, al tiempo que piden que se aceleren las obras del Ecoparque, que se previó inaugurar este año, aunque estaría recién listo para el 2022.

La hipopótama "Chiquitita", de 27 años, dejó de existir el domingo pasado, luego de haber "perdido el apetito". Según la necropsia realizada por el cuerpo veterinario del paseo, presentó una falla grave en el hígado que culminó con su deceso, indicaron las autoridades. Estos ejemplares suelen vivir hasta los 50 años, de ahí también los interrogantes. Al mismo tiempo, se confirmó que al menos seis ciervos gamos fallecieron en los últimos meses.

"En cuanto a las muertes, todos los días pasan cosas, y hay muertes esperables y normales, porque el manejo de los animales es complejo, por diversas variables, entre ellas, la endogamia. No hay nada raro, las altas y bajas están todas registradas. Están las necropsias, y si hay algo que alarme se aplican protocolos sanitarios que antes no existían. Ahora hay vacunación permanente e inventarios", indicó a LA NACION, Leandro Fruitos, miembro del Consejo Consultivo de la Dirección Ecoparque Mendoza.

Mientras, personal que se desempeña en el ex zoo, que prefiere reservar su identidad, y vigila a diario el estado de las especies entiende que las condiciones en las que viven los diferentes ejemplares no son las mejores y que existe la posibilidad de la proliferación de bacterias que ponen en peligro la salud de los animales, tal como dio a conocer el diario local El Sol, algo que las autoridades descartan de plano, al tiempo que se esperan los resultados de los análisis de laboratorio que se le realizaron a los animales fallecidos.

"Durante años buceando en sus propios desechos; el agua de los hipopótamos siempre fue una cloaca. Casi cuatro años de gestión y nunca fue un Ecoparque. Sigue lleno de animales exóticos sufriendo en sus prisiones de cemento. Una guerra entre empleados y sindicalistas sin límites y un gobierno inútil que no logra controlarlos", indicaron desde la organización Ecológicos Unidos, tras conocerse el fallecimiento de Chiquitita. En tanto desde la entidad Animales por Mendoza dejaron un mensaje tras la muerte de la hipopótama. "Conservar la especie, conservar la propiedad. Al parecer, las causas que extinguen especies y/o dañan individuos están fuera de las posibilidades de cualquier zoológico. No asistan a zoológicos, ni acuarios, ni serpentarios, oceanarios. Es tu entrada lo que avala su explotación, encierro y muerte. Adiós Chiquita, quizás en nuestra fantasía ya te encuentres libre y feliz con el Oso Arturo", expresaron.

El lugar donde estaba la hipopótama
El lugar donde estaba la hipopótama

Así, mientras, se avanza con las investigaciones de qué puede haberles ocurrido a los animales, las autoridades saben que queda un largo camino por recorrer, pero entienden que se trata de un proceso normal, que siempre tendrá situaciones indeseadas, al tiempo que se realizan obras en el esperado Ecoparque. "Aún hay muchísimos animales de corral, de ahí el programa de adopción. De los 1.200 animales, casi 500 derivaciones son de corral y casi el 90% de los animales ya tienen adoptantes. Pero, lo que sucede es que son procesos largos y burocráticos, porque hay que hacerlo todo de manera responsable", indicó Fruitos.

La gran apuesta de la Secretaría de Ambiente de Mendoza cuando estalló el escándalo de los sucesivos decesos en el 2016, producto del hacinamiento, fue contar una ley de reconversión del tradicional espacio faunístico provincial, que pasará a llamarse Ecoparque. Sin embargo, este año ya no podrá cumplirse con la promesa de abrir las puertas, como se anunció en reiteradas oportunidades. "No hay fecha todavía y depende en realidad de la velocidad y la cronología en la derivaciones de los animales. Aún hay que hacer muchas refacciones edilicias en el lugar y refuncionalizar áreas. Para eso hay que derivar y no son procesos rápidos, hay que hacerlo de manera responsable. Es muy probable que para el 2022 se pueda abrir totalmente. Es una política pública de largo plazo el proyecto de Ecoparque", completó Fruitos.

El traslado que no pudo ser

La hipopótama Chiquitita llegó a Mendoza en 1992 desde Estados Unidos. El año pasado, se habían iniciado las gestiones para el traslado de los dos especímenes mendocinos a SanWild Wildlife Sanctuary & Rehabilitation Center, en Sudáfrica, el cual se realizaría con el Ecoparque de Buenos Aires, que también enviaría un ejemplar.

Sin embargo, Sudáfrica aún no culmina la elaboración de las condiciones sanitarias finales requeridas para el ingreso de esta especie a su país, que deben ser luego informadas a Senasa, para iniciar la cuarentena. Ahora, las tratativas del traslado continuarán con la hipopótama que permanece en el predio mendocino, con el objetivo de lograr su reubicación en su continente de origen y garantizarle una mejor calidad de vida con otros animales de su misma especie, indicaron desde Ambiente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.