Eduardo Marelli: "Fue la carrera que más disfruté en mi vida"

Eduardo Marelli, de 81 años, recibió un reconocimiento especial
Eduardo Marelli, de 81 años, recibió un reconocimiento especial Crédito: Maratón de Bs. As.
Lo admitió Eduardo Marelli, que, con 81 años, participó de su décima competición de 42 kilómetros
Ezequiel Brahim
(0)
23 de septiembre de 2019  

"Para mí la maratón ya está", asegura Eduardo Marelli, que con casi 82 años participó de su décima carrera de 42 km. "No llegué bien, no pude completar la distancia, pero me di el gusto de estar", cuenta Marelli, que fue reconocido con una placa por la Fundación Ñandú (organizadora de la carrera) por sus nueve participaciones y su mensaje en el deporte. "La verdad -afirma- fue la carrera que más disfruté en mi vida".

La placa no fue la mayor sorpresa. Toda su familia, sin que él lo supiera, lo fue a esperar a la llegada. "Cheli, mi esposa, hacía cinco años que no me iba ver a una carrera", exclama Marelli. "Es que siempre hay que viajar mucho -se excusa Araceli, Cheli (80)-. Me canso bastante. Total cuando vuelve me cuenta todo".

Luego de la nota de LA NACION de hace tres semanas, contando la historia de Eduardo, que empezó a correr a los 70 en pleno tratamiento contra el cáncer, Marelli fue solicitado por muchos medios. "Fue impresionante cómo me reconocía el público en la llegada -dice Marelli-, el aliento era increíble, me tenía que parar para tirar besos. La gente valora el esfuerzo, pero para mí no es un esfuerzo, es darles vida a mis piernas". Y anticipa que va a correr hasta que se muera, así sea con un bastón.

La "fama" tuvo sus beneficios: "Me hizo volver a hablar con un primo del que no tenía noticias desde hacía 20 años, Francisco Tricarico, ahora retomamos la relación", cuenta. "Aunque, más allá de todo eso, soy el mismo de siempre. No soy para ganar, soy para participar", añade, sin detenerse en que con 81 años es imposible no largar una carrera sin de alguna forma ganar.

Ahora, si alguien de 70 años le pregunta cómo hacer, cómo empezar a correr a esa edad, no duda: "Le digo que no lo haga, yo fui un loco". Explica, aunque no con el ejemplo, que mejor sería caminar a esa edad. "Pero antes de eso que vaya al médico", sugiere.

Marelli se va de la maratón para no volver, seguirá sí con cuanta carrera de 5 o 10 kilómetros se le cruce, pero su familia, con Araceli a la cabeza y su médico a la retaguardia, le dice que ya basta de largas distancias. "Y eso que a mí los análisis me dan perfecto", explica. Pero también admite que va a hacer caso, más que nada a su mujer, y que esta noche repetirán el ritual de cada noche: "Con Cheli todas las noches brindamos por la vida".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.