(0)
16 de mayo de 2019  • 00:00

"El 30% de la recuperación de un niño depende del soporte emocional de su familia", es el dato contundente con el que inicia la charla Guillermina Lazzaro, directora ejecutiva de La Casa de Ronald McDonald. La institución empezó a trabajar en Argentina hace 25 años y su objetivo fue siempre desarrollar y liderar programas que apoyen y cobijen a las familias en el cuidado de sus hijos los 365 días del año, las 24h del día. Hoy la fundación posee un total de 11 programas ubicados en Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Bahía Blanca y La Plata.

La Casa mantiene como formato de trabajo el modelo de gestión de Ronald McDonald House Charities (RMHC), el cual se basa en la experiencia y trayectoria internacional pero adaptado al contexto local. Este método se caracteriza por el estudio en profundidad de necesidades de salud de las familias, el contexto de cada localidad y la capacidad de dar respuesta, desde el sistema de salud público, a dichas necesidades. De esta forma se estudia cuáles son las localidades que requieren un programa de Casa Ronald para que las familias puedan permanecer unidas y se examina su ciclo de vida, es decir, cuánto tiempo en promedio lleva el tratamiento de acuerdo al centro de referencia tratante. Este dato es fundamental porque se busca mantener el 90% de ocupación permanente en cada caso y es clave para que el modelo sea sustentable. A su vez, el 80% del presupuesto de la institución está focalizado en los destinatarios de los programas en tanto la estructura operativa requiere lo menos posible.

La implementación operativa de programas se realiza a través de un manual de procesos que incluye los distintos niveles, las tareas del equipo y de los voluntarios como también el trabajo con las familias. Todo está descripto y reglado de forma estandarizada por RMHC. "El desempeño de la institución es evaluado anualmente en relación con la ocupación de las casas, salas y alcance del resto de los programas, así como también en la cantidad de alianzas desarrolladas y el nivel de recaudación." agrega Lazzaro.

La Casa Ronald trabaja en Argentina con una Comisión Directiva muy involucrada que define la estrategia de la organización tendiendo a impactar más y mejor en las familias para las que trabaja. "Su modelo de gobernanza es activo y participativo. Los miembros de Comisión Directiva están divididos en 8 comisiones de trabajo de acuerdo a sus habilidades y experiencia profesional. Representan a diversas comunidades centrales que brindan diversidad a la organización: médica, empresaria, medios de comunicación, tecnología, marketing, familias y universidades" suma la directora de La Casa.

Por otra parte, Lazzaro explica que desarrollaron un Plan Estratégico 2017-2020 focalizado en la sustentabilidad del modelo y ampliación del impacto para el cual "fue necesario reflexionar sobre el rol y la forma de participación de las empresas, los donantes individuales tanto como el desarrollo de alianzas con el sector público (hospitales y direcciones de gobierno)". El Plan Estratégico implicó también "una mirada de fortalecimiento interno en cuanto al equipo, comisión directiva y familias".

La Casa trabaja de manera sostenida con 4 grandes aliados: la comunidad médica; otras organizaciones sociales y voluntarios; empresas y líderes de opinión. Actualmente trabaja en conjunto con 7 hospitales, tiene alianza con 26 universidades, sociedades científicas y más de 20 ONG. Además, la institución posee vínculo con más de 60 empresas que colaboran con el sostenimiento de sus programas. Como ejemplo de ello, recientemente se llevó a cabo el Evento Anual de Recaudación, Celebremos Casa Ronald, el cual convocó a más de 700 personalidades y logró recaudar la suma total de $12.753.000 brutos, los cuales serán destinados al mantenimiento y expansión de los 11 programas activos de la institución. Más de 100 voluntarios colaboraron para hacer posible esta nueva edición de la cena solidaria que contó con personalidades del ámbito político, empresarial y artístico.

Para finalizar, la directora de La Casa comenta que en lo que resta del 2019 y 2020 la ONG buscará expandirse en localidades donde ya existen programas (como Mendoza y Córdoba) y continuarán trabajando para profesionalizar aún más la tarea de sus voluntarios y el modelo de gestión a través del desarrollo de más alianzas con distintas comunidades y sectores.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.