Golpeaba a su mujer y a la abogada: lo condenaron a 3 años y 8 meses

María Silvana Caccin
María Silvana Caccin
Un empresario del partido de 3 de febrero fue condenado a 3 años y 8 meses por ejercer violencia y amenazar a su ex mujer, la abogada de esta y el esposo de la abogada desde noviembre del año 2012
Julián D'Andrea
(0)
23 de diciembre de 2014  • 20:12

El imputado, Adrián Marcelo Souto, llegó a juicio acusado por golpear y amenazar a su ex mujer, María Silvana Caccin, y continuó con las agresiones durante el juicio. Incluso atacó a la abogada de la víctima.

La primera agresión a la ex mujer fue en noviembre de 2012, en el partido de San Martín, donde tenían una relación de concubinato junto a sus tres hijos de entre 1 y 5 años. El agresor dejó el domicilio al día siguiente y el 27 de diciembre de ese mismo año comenzó la causa por violencia familiar en el Juzgado de Familia N°1 de San Martín donde surgió la primera de una larga serie de amenazas a la doctora Pacheco. "A vos también te voy a matar, puta", le dijo a la abogada.

Tres meses más tarde, la abogada Pacheco recibió una llamada a su teléfono móvil con una voz amenazante: "Pacheco, esto en Temperley y estás muerta vos y tus hijos". A partir de esta situación, el 17 de marzo, la abogada junto a su esposo y colega, el Dr. Alejandro Zimmerman, presentaron una denuncia en la UFI 18 de Lomas de Zamora a cargo del Dr. Silvestrini por la serie de amenazas telefónicas y por las presencias cerca del domicilio. La víctima no publicó datos telefónicos ni de su domicilio, ni en la guía telefónica, ni en la guía de abogados profesionales de Lomas de Zamora, lo que implica un trabajo logístico del agresor.

Las agresiones continuaron en los juzgados los días de audiencia: ataques físicos a la ex mujer, agresiones verbales e insultos a la abogada y su socio; hasta escupió al esposo de la abogada y luego lo amenazó: "te voy a matar". Los protagonistas afirman que las autoridades no hicieron nada frente a esto.

El origen de la causa

El conflicto también incluye un capítulo por alimentos, ya que el agresor no asistía a sus hijos. Los abogados pidieron que se investigaran los bienes de Souto quien figuraba en la causa como un "simple director de obra". Entonces se descubrió que tiene un Mercedez Benz valuado por alrededor de U$S 100 mil, maneja una camioneta 4x4, tiene sociedades a su nombre, una empresa que realizó 7 edificios en el partido de 3 de Febrero y otra que resulta proveedor del partido.

Souto tiene tres causas penales en jurisdicciones distintas. Una en Lomas de Zamora por las amenazas telefónicas. Las otras dos causas en el Juzgado correccional N°2 de San Martín a cargo de la Juez Sol Cabanas, donde hay una suma de 18 hechos entre los cuales hay: amenazas simples y agravadas por vínculo (en el caso de la ex mujer), lesiones agravadas por vínculo y daños al auto del padre de su ex mujer y por resistencia agravada a la autoridad.

Agresión frente al colegio

También entre los hechos hay resistencia agravada a la autoridad, causa por la que desde febrero de este año, el agresor estuvo en prisión en Florencio Varela, luego de que cruzara en la calle y amenazara a la salida del colegio donde trabaja a su ex mujer, hecho que fue filmado por sus compañeras:

Video

Por las dos causas penales en San Martín, la fiscalía pidió 4 años y 6 meses. La jueza Sol Cabanas dictó 3 años y 8 meses de prisión, con la posibilidad de pedir la suspensión de la patria potestad por el doble de la condena, lo que implicaría que el agresor podría estar más de 7 años sin ver a sus tres hijos.

Sigue en curso la causa penal de Lomas de Zamora por las amenazas a la abogada y su familia y otra causa en la UFI 8 de San Martín por "incumplimiento de los deberes de asistencia familiar".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.