¿Mujer, varón, trans, o ignorado? La identidad de género llegó al censo

¿Mujer, varón, trans, o ignorado? La identidad de género llegó al censo
¿Mujer, varón, trans, o ignorado? La identidad de género llegó al censo Fuente: Archivo - Crédito: Soledad Aznarez / LA NACION
Se realizará el 28 de octubre; se podrá contar así con información sistemática sobre la población travesti y trans; responde a un pedido formal de organizaciones de esos colectivos
María Ayzaguer
(0)
3 de septiembre de 2019  

Primero se consultará cuál es el sexo de nacimiento, entre los cuales hay que elegir o mujer o varón. E inmediatamente después, cómo se considera la persona de acuerdo con su propia identidad de género. Allí se podrá optar entre mujer, varón, mujer trans, varón trans, otro o ignorado. De la pregunta habitual y binaria a un universo de seis opciones diferentes, el censo 2020 incluirá la noción de identidad de género.

Esta inclusión fue pedida formalmente en enero pasado por organizaciones LGBTI+ (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales e intersex) y recogida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que la incluyó en los cuestionarios básicos y extendidos.

Para Martín Canevaro, miembro del colectivo 100% Diversidad y Derechos, que participó de las reuniones con el Indec, es de vital importancia que el censo incluya la identidad de género, porque hasta ahora la recopilación de datos sobre la población travesti/trans sigue siendo un esfuerzo de la sociedad civil.

"El Estado no cuenta con estadísticas sistemáticas ni desagregadas. Este cambio permitirá contar con información urgente y específica para el desarrollo de políticas públicas -prioritariamente, de empleo, salud y vivienda- dirigidas a esa población, que se encuentra en una situación de vulnerabilidad social incrementada por la violencia y la discriminación", explica.

Según cuenta, hasta el Censo 2010, si se indicaba tener un cónyuge o pareja del mismo sexo, el programa estadístico lo leía como "una inconsistencia" y la descartaba.

Los censos se realizan cada 10 años y recogen las ideas de cada época. Hoy se consulta acerca de la identidad de género, pero hasta 1970 solo se les preguntaba a las mujeres casadas o viudas la cantidad de hijos que tenían; las madres solteras no estaban contempladas.

Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat

La inclusión de distintas identidades de género se explica en una década -y algo más también- que estuvo signada por las luchas de este colectivo, con las leyes de matrimonio igualitario (2010) y de identidad de género (2012) a la cabeza. La de fertilización asistida (2013) contempla a las parejas del mismo sexo y desde ese año también la Argentina sentó un precedente mundial al entregarle un nuevo DNI a una niña trans de seis años sin que mediara un proceso judicial.

Ahora la información más específica podrá incluso conocer distintos modelos de familia. Georgina Binstock, doctora en Sociología e investigadora del Centro de Estudios de Población (Cenep), estudió en 2013 los cambios en las familias argentinas sobre la base del censo de 2010. Entonces concluyó que la persistente caída en el número de matrimonios no constituía un rechazo a la vida familiar en sí misma, sino un cambio de preferencias y una ampliación de opciones sobre cómo constituirla. Consultada ahora respecto de la nueva información que se obtendrá en 2020, considera que seguirá ampliando su tesis.

"Antes no se podían identificar fácilmente convivientes de parejas del mismo sexo. Con este nuevo censo van a empezar a aparecer modos muy incipientes de definirse y constituir familia que están presentes y, en general, están invisibilizados por las estadísticas. No creo que sea una población significativa en términos numéricos, pero sí lo es conocerla en ampliación de derechos".

El censo 2020 sumará también preguntas sobre autorreconocimiento étnico, que buscan detectar pueblos indígenas y afrodescendientes. Otro signo del cambio de los tiempos: el primer censo nacional, hecho en 1869 durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, no incluyó a la población originaria. Simplemente la estimó.

En la Unidad de Proyectos Especiales de la Cámara de Comercio evaluaron los 10 censos que se realizaron desde 1869 con los principales cambios que introdujeron. Según explican, el segundo sucedió 26 años después, bajo la presidencia de José Evaristo Uriburu. En ese relevamiento se introdujeron preguntas sobre religión. Es otro tema que reaparece en el próximo censo: estará incluido en el cuestionario ampliado, que contestará toda la población de las localidades de menos de 50.000 habitantes y el 10% de la población de las localidades de más de 50.000 habitantes.

El censo de 1947, tercero y realizado durante la presidencia de Perón, introdujo la figura del "desocupado", y consideró por primera vez a la familia y el hogar como unidades de análisis. El del 60 incorporó las uniones de hecho: antes solo se consideraba el estado civil. El censo del 70 fue el primero realizado por el Indec; se cumplió durante el gobierno de facto del general Roberto Marcelo Levingston e introdujo las computadoras como novedad.

Carreras de grado

El del 80 introdujo la noción del cuestionario básico para toda la población y uno ampliado para muestra, que se usa hasta hoy. El de 1991 se realizó un año después de lo pautado, ya que la crisis económica que experimentaba el país obligó a postergarlo. Era la primera presidencia de Carlos Menem. Lo mismo sucedió con el de 2001, durante la presidencia de Fernando de la Rúa. Allí se examinó por primera vez la discapacidad.

El último, de 2010, recordado por haber sido el mismo día de la muerte del expresidente Néstor Kirchner, retomó la convención de efectuarlo durante el primer año de la década. Entonces se reincorporó el relevamiento de la ascendencia africana, característica que no se censaba desde 1895.

El próximo censo también preguntará por primera vez el número de DNI y el nombre de la carrera universitaria de grado o terciaria que se completó. Desde el Indec informan que estas -y todas las preguntas- son de carácter estrictamente confidencial y "resultan imprescindibles para continuar avanzando en la reconstrucción y modernización de la infraestructura estadística del país". El instituto prevé censar a la población el miércoles 28 de octubre de 2020 -deberá establecerse como feriado nacional- con unas 700.000 personas que recorrerán todo el país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.