Imprudencia y niebla causan una tragedia

Según los investigadores, el chofer de una combi, en un sobrepaso, embistió de frente a un camión; hubo 11 muertos y 24 heridos
Sebastián Lalaurette
(0)
25 de julio de 2011  

LA PLATA.– Un choque entre siete vehículos ocurrido ayer en la ruta nacional 3, entre las ciudades bonaerenses de Las Flores y San Miguel del Monte, causó la muerte de once personas. El accidente también causó heridas a otras 24, ocho de las cuales están graves y entre ellas figuran dos niñas con fracturas en la columna vertebral, pues no llevaban colocados sus cinturones de seguridad.

El accidente involucró a un camión, a una camioneta tipo combi y a cinco automóviles y ocurrió a las 7.30 en el kilómetro 156, en el paraje de Gorchs, en momentos en que había una densa niebla. Sucedió a unos tres kilómetros de una curva muy pronunciada de la ruta, casi en ángulo recto, donde a menudo suelen ocurrir accidentes.

Al parecer, según dijeron fuentes de la investigación, la tragedia se habría producido porque el conductor de la combi se habría adelantado y, por la niebla, no vio un camión con acoplado que iba en sentido contrario.

Diez de los 13 ocupantes de la camioneta, que había partido del distrito de Laprida hacia la Exposición Rural, en Palermo, fallecieron en el acto. Entre ellos estaban el director de Caminos Rurales del citado municipio, Marcelo Bustos, de 47 años, y su esposa, Patricia Silvestro.

El chofer de la combi, Edgardo Jalil, de 49, también murió en el choque. El resto de los fallecidos de la combi eran el policía retirado Abel Balcedo, de 60 años, y su esposa, María Isabel Britos; el empleado municipal y camionero Daniel de la Torre, de 60; las amas de casa Norma de Gadea y Estela Raya de Liddle, de 68; Ana Moretti, y Ana María Llompart, de 62.

La undécima víctima fatal es una beba de 45 días, Ailén Pérez Argentiro, oriunda de Tandil, que viajaba con su familia y murió en el hospital de Las Flores. Sus padres y hermanos permanecían internados en ese centro asistencial.

El choque les ocasionó heridas a otras 24 personas; 20 de ellas fueron llevadas al hospital provincial de Las Flores y el resto, que incluyó a los tres sobre­vivientes de la camioneta, a los hospitales de San Miguel del Monte y General Belgrano. En Las Flores se hizo necesario reaco­modar a algunos pacientes para absorber la súbita demanda de camas, según explicó a LA NACION su director, Mario Antonio Zapettini.

"Fue tremendo, terrible. Acá no hay leves. Casi todos están quebrados", dijo Zapettini, con la voz entrecortada. El impacto fue tan violento que los vehículos quedaron totalmente destruidos; sólo pasadas las 16, luego de los peritajes, se empezó a remover el primer vehículo.

Fuentes de la investigación dijeron a LA NACION que la hipótesis principal es que el conductor de la combi realizó una maniobra imprudente: se habría adelantado a un auto en medio de la niebla, sin advertir el paso del camión por el carril opuesto.

Entre los pacientes hospitali­za­dos en Las Flores había ocho en estado muy gra­ve, que fueron trasladados a otros centros de salud de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires. "Al­gu­nos de los chicos tie­nen heridas graves porque no esta­ban protegi­dos por un cinturón de se­gu­ridad y fueron despedidos de los vehí­culos en que viajaban", reveló a LA NACION el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, quien viajó al lugar de la tragedia junto con funcionarios de emergen­cias.

Entre las niñas con heridas graves está Catalina Miño, de un año, hija de Ramón, el conductor del camión, que sufrió lesiones leves. La pequeña fue derivada al hospital de niños porteño Juan Garrahan, con una fractura en la zona cervical de la columna, considerada gra­ve. En tanto, Evelyn Contreras, de 10 años, con una fractura en la zona dorsal de la columna, algo menos grave que el caso anterior, fue llevada al hospital pediátrico platense Sor María Ludovica. Una terce­ra niña, Sofía Ofisialdegui, de 8, fue derivada a Azul tras ser operada por una laceración hepática.

Los traslados entre el lugar del múltiple choque y los hospitales (el de Las Flores está a 61 kilómetros de allí) se hicieron con ambulancias del hospital y el municipio, una pro­vis­ta por un servicio privado, un móvil de bomberos y automóviles particulares cuyos conductores se ofrecieron a ayudar. Las deriva­cio­nes de los pacientes graves fue­ron todas aéreas: se usaron dos he­li­cóp­teros del Ministerio de Salud, uno justamente fue puesto en servicio hace una semana.

Durante toda la jornada estuvieron trabajando personal de la Superintendencia de Policía Vial bonaerense, de Bomberos de Gorchs y de Defensa Civil.

Voceros de la Dirección Nacio­nal de Vialidad informaron ayer que durante este fin de semana no regía la prohibición de circu­lación de camiones por la ruta 3 y que el tramo donde ocurrió el accidente estaba en buen estado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.