La emotiva historia de Rocko, el perro que cumplió 15 años y su dueño le hizo un asado para festejarlo

El protagonista de esa historia es Rocko, un perro que cumplió 15 años y recibió un asado para festejarlo.
El protagonista de esa historia es Rocko, un perro que cumplió 15 años y recibió un asado para festejarlo.
Julián D'Andrea
(0)
12 de abril de 2018  • 17:37

Cada vez está más claro: los perros son los amigos más incondicionales de los humanos.

Fausto Valenzuela es policía, vive en Santa Fe y contó una historia que se volvió viral y emocionó a todos. El protagonista de esa historia es Rocko, su fiel compañero de cuatro patas que cumplió 15 años y lo agasajaron con un asado para festejarlo.

"Nunca comí sobras, pero hoy voy a comer las sobras de mi perro. 15 años cumple, más de un tercio de mi vida. Dirán… ‘sos un loco, Facha’. No importa. Él es más de lo que pide día a día", comienza el post de Facebook que emocionó sobre todo a los más amantes de los perros. "Anduviste en todos los patrulleros que anduve… Guardias, recargos y ospe... No te importaba... Tus ojos estrábicos cuando veía las balizas del techo de la patrulla... Allanamientos donde te sentabas en la puerta de la casa y no dejabas q ningún civil entrara..." (sic).

La carta de Fausto en Facebook: superó las 110 mil reacciones, 42 mil compartidos y 14 mil comentarios.
La carta de Fausto en Facebook: superó las 110 mil reacciones, 42 mil compartidos y 14 mil comentarios.

Sin embargo, Rocko está enfermo. "Él tiene problemas renales y a fines del año pasado parecía que se nos iba. El veterinario me dijo ‘prepará todo, que se va a morir’, pero por un milagro se salvó. Así que dije que si llegaba a los 15 años le hacía un asado. Llegó el día y lo hice", contó Valenzuela en diálogo con LA NACION.

El perro llegó a su vida a través de un hombre que lo llevó a una comisaría de Arroyo Leyes -una localidad a 20 km de la ciudad de Santa Fe- donde trabajaba Fausto, pidiendo que lo cuiden porque pasaba mucho tiempo solo y se comportaba muy agresivo. Fue un 18 de febrero y Rocko cumplía un año. "Desde ese día no se separó más de mí. Lo tuvimos un tiempo en la comisaría, pero un día me hice la rata y me lo traje para Santa Fe", dijo.

Fausto y Rocko se conocieron un 18 de febrero de 2004; desde entonces, nunca se separaron.
Fausto y Rocko se conocieron un 18 de febrero de 2004; desde entonces, nunca se separaron.

Rocko ya era un "perro famoso" en Santa Fe. El domingo 28 de agosto de 2011 fue uno de los protagonistas del clásico santafesino entre Colón y Unión. Al minuto 5 del partido ingresó al campo de juego y provocó la risa de los hinchas y la ternura del árbitro internacional Héctor Baldassi, quien estaba dirigiendo sus últimos partidos. Baldassi intentó alzarlo para continuar el partido, pero Rocko giró, se puso boca arriba y se ganó unos mimos en el pecho.

El día que Rocko se metió en la cancha e hizo divertir al clásico de Santa Fe - Fuente: YouTube

00:31
Video

Esa no fue la única vez que divirtió a propios y extraños. "Yo juego en la Liga de los Policías de Santa Fe, soy arquero y Rocko siempre me acompañaba y se ponía al costado del arco. Más de una vez se metió a la cancha y el árbitro tuvo que parar el partido. Pero como era un perro querido y famoso no molestaba, todo se reían", cuenta entre risas Fausto y suma otra anécdota: "Yo tenía un comisario en la Seccional 8va que se tomaba 20 minutos para desayunar y en ese tiempo nadie tenía que entrar a su despacho, pero cuando Rocko estaba, el único que podía entrar era él. Le podías golpear la puerta, llamar por teléfono y no te atendía, pero el perro lo acompañaba comiendo bizcochuelo", relató.

Como cuenta en la carta, el mayor deseo de Fausto es que Rocko pueda conocer a su hijo, que nació prematuro y desde febrero se encuentra en neonatología en el Hospital Iturraspe: "Hoy pesa 1,700 kg y calculamos que en dos o tres semanas ya va a salir y se va a cumplir mi sueño de que se vean y se conozcan", dijo su dueño.

Como cuenta en la carta, el mayor deseo de Fausto es que Rocko pueda conocer a su hijo, que nació prematuro y desde febrero se encuentra en neonatología en el Hospital Iturraspe.
Como cuenta en la carta, el mayor deseo de Fausto es que Rocko pueda conocer a su hijo, que nació prematuro y desde febrero se encuentra en neonatología en el Hospital Iturraspe.

Fausto cree que su perro y su hijo se van a llevar muy bien. "A Rocko le encantan los chicos. Acá en la cuadra hay tres chicos –ya grandes- que aprendieron a caminar con él. Cuando estaban dando sus primeros pasos, yo les llevaba al perro y ellos se agarraban de él, que los lamía y les daba besos", reveló a LA NACION.

- ¿Qué le deseás a Rocko por su cumpleaños?

- A Rocko le deseo verlo tranquilo. Cuando llegue su momento y se vaya, espero verlo así, tranquilo, a mi lado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.