La gala solidaria del Consulado de Italia en Buenos Aires

Guillermo Francella, Verónica Varano, Andrea Frigerio, Carla Peterson e Iván de Pineda participaron del evento
Guillermo Francella, Verónica Varano, Andrea Frigerio, Carla Peterson e Iván de Pineda participaron del evento
(0)
24 de octubre de 2019  • 16:21

Fue una cena a beneficio. Pero también un motivo para celebrar y cerrar un ciclo cumplido en el país "más italiano del mundo", fuera de Italia. Ayer, el Consulado General de Italia en Buenos organizó una gala solidaria con el fin de donar todo lo recaudado a la Comunidad Sant' Egidio, un movimiento que asiste a un gran número de familias sin techo, y que organiza comedores en varias iglesias de Buenos Aires y del interior del país.

"Estamos muy contentos. Esta es la tercera edición del evento y estamos sorprendidos. Vendimos rápidamente todas la entradas, y vinieron alrededor de 380 personas - dijo el cónsul general en Buenos Aires, Riccardo Smimmo-. Afortunadamente, este evento no tiene que ver con la coyuntura de actualidad del país. La gente que viene aquí trata de olvidarse del contexto político y poner el foco en el fin solidario. Una causa justa", agregó Smimmo, a cargo durante los últimos cuatro años del segundo consulado italiano más grande del mundo, después de Londres, que tiene registrados unos 5000 ciudadanos más.

La fiesta se realizó en el Hotel Panamericano, con el apoyo de marcas como Catena Zapata y los chefs integrantes de Buenos Aires Cuochi Italiani, BACI, un grupo de cocineros italianos reunidos en Buenos Aires para mantener la tradiciones gastronómicas de su país y ofrecer al público local, y turista, las recetas más tradicionales. Ellos fueron los protagonistas de buena parte de la velada, que comenzó con una recepción de fiambres y quesos típicos. Todos los chefs estaban allí para atender a sus comensales y charlar con ellos.

El italiano se escuchaba en todas las conversaciones. Puro o mixturado con algo de castellano, según el lugar de nacimiento, la generación o la cantidad de años vividos en la Argentina. Aunque en el algunos casos, la mezcla de idiomas es casi un sello de identidad, como la de Donato De Santis, que iba de acá para allá por todo el salón. Una selfie, otra y otra más. Siempre sonriente. Dueño de Cucina Paradiso, él es el representante más popular de una de las gastronomías más fuertes y tradicionales de Buenos Aires. Está preocupado, dice, por la herencia culinaria. Cree que "el sabor de las abuelas", como dice él, se está perdiendo, y que hay que tomar conciencia. "Si dejamos desaparecer esas recetas, esa forma tan especial de las abuelas de unir a todos alrededor de una mesa, estamos perdiendo una herencia importante".

También estaban el reconocido Leonardo Fumarola, de L'Adesso; Alberto Giordano, de Ike Milano; Mauro Crivellin, de Mauro.It; Federico Scoppa, de Core; Paolo Spertino, de Renatto; Maurizio De Rosa, de San Paolo Pizzería; Roberto Ottini, de Altra Costra y Pedro Picciau, de Italpast.

Durante la cena se vieron más caras más famosas que compartieron la mesa con los invitados y se quedaron hasta el final. Como la de Ricardo Francella, Carla Petersen, Iván de Pineda y Verónica Varano, la encargada de conducir el evento. Los que no pudieron asistir, como Marcelo Tinelli, mandaron por video su saludo y mensaje de apoyo al trabajo que hacen desde la comunidad Sant' Egidio. Y agradeció a también a toda la gente del consulado.

"Cuando necesitamos hacer un trámite siempre recibimos la mejor atención. Por eso es muy lindo estar colabora con todo lo que tiene que ver con Italia", dijo el conductor y empresario. Además estuvieron presentes algunos nombres del mundo empresarial, como el dueño de Fiat, Cristiano Rattazzi, junto a su mujer, Gabriela Castellani. El embajador Giuseppe Manzo también acompañó la gala, y tomó la palabra para agradecer y destacar la participación de todos.

Luego del primer plato llegó el momento de las subastas, otra forma de recuadar dinero para la causade Sant' Egidio, y que Varano supo agitar para hacer subir las ofertas varias veces, y luego bajar el martillo. Se subastaron algunos objetos de destacados deportistas, como una raqueta firmada de Gabriela Sabattini o un neumático con el sello de Marcelo Gallardo, entre otras piezas.

Al finalizar la noche, Smimmo volvió a agradecer. Y reveló con entusiasmo el monto recaudado de 1.500.000 pesos. "La solidaridad nos une. Gracias por haber elegido estar acá esta noche", resumió Sminno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.