"Los médicos pueden seguir ejerciendo", dijo la fiscal del caso de la jubilada amputada en Berazategui

El médico diagnosticó necrosis producto de la enfermedad de diabetes que padecía la mujer y decidió amputar la pierna
El médico diagnosticó necrosis producto de la enfermedad de diabetes que padecía la mujer y decidió amputar la pierna Fuente: Archivo - Crédito: Google Maps
(0)
25 de julio de 2019  • 09:02

La fiscal Karina Santolin, a cargo de la causa que investiga la presunta mala praxis de los médicos que amputaron la pierna equivocada de una jubilada de 66 años en el Nuevo Sanatorio de Berazategui, aseguró que los médicos "pueden seguir ejerciendo" la profesión mientras se realiza la investigación.

Tanto el doctor Rico, cirujano vascular que determinó el diagnóstico y quien trató a la paciente, como el doctor Cardoso, quien efectivamente realizó la cirugía, se encuentran imputados por lesiones culposas. Según explicó la fiscal, "Rico está imputado porque Cardoso declaró que actuó bajo sus ordenes" y entre las autoridades de la clínica "no hay nadie imputado".

Si bien la ley les permite ejercer la profesión, la fiscal agregó que "depende de PAMI y de la clínica si los dejan ejercer", en diálogo con el canal de noticias TN. El PAMI decidió suspender todas las cirugías programadas en el sanatorio y comenzó una investigación propia para "determinar las responsabilidades" de la institución.

Ambos médicos deberán declaran ante la justicia y se espera el informe del perito médico que evalúa la historia clínica secuestrada ayer durante el allanamiento a la clínica donde ocurrió el incidente. "Se los va a citar a declarar una vez que esté realizada la pericia médica", confirmó Santolin.

Ya le habían amputado un pie y ahora debían amputar la totalidad de esa pierna, pero se equivocaron y le amputaron la pierna equivocada
Ya le habían amputado un pie y ahora debían amputar la totalidad de esa pierna, pero se equivocaron y le amputaron la pierna equivocada Fuente: Archivo - Crédito: Google Maps

El caso

La noticia trascendió ayer y conmocionó al país. Magdalena Leguizamón, jubilada de 66 años, padecía una necrosis en una de sus extremidades, una complicación común en pacientes diabéticos. El lunes los médicos amputaron el cuatro dedo del pie derecho para intentar frenar la infección pero, de acuerdo con el relato de sus familiares, el cuadro se complicó y los médicos decidieron avanzar con la pierna hasta la altura de la rodilla para controlar la necrosis.

Fue en esa segunda intervención que el cirujano a cargo de ambas intervenciones amputó la pierna izquierda, en lugar de la derecha, como se había informado a la paciente y los familiares.

La familia de Leguizamón trasladó a la mujer a otra clínica y radicó una denuncia por mala praxis contra los médicos y contra el Nuevo Sanatorio Berazategui, que fue allanado hoy.

Posible condena

Según el artículo 94 del Código Penal, el delíto por lesiones culposas tiene una condena que puede ser de un mes a tres años de prisión o multa y la inhabilitación de ejercer la medicina por el periodo máximo de cuatro años.

Esta noticia causó indignación entre los familiares, pero la fiscal aclaró que la condena no puede ser mayor porque se trata de "lesiones culposas y no graves o gravísimas", las cuales permitirían una sanción mayor. "Para que los médicos sean imputados por lesiones graves o gravísimas debería tratarse de un delito doloso, y eso implicaría que los médicos intencionalmente buscaron causar el daño". explicó Santolín.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.