Minerva, la primera universidad de élite sin campus ni exámenes, que compite con Harvard y cuesta la mitad