Misiones: declaran estado de emergencia en la zona ribereña por la crecida del río Uruguay

El gobierno misionero admitió que en un principio minimizó la catástrofe; la población de varias localidades debió ser evacuada; los pronósticos no son alentadores
César Sánchez Bonifato
(0)
27 de junio de 2014  • 20:09

POSADAS. Las nuevas crecidas de los ríos Uruguay, Iguazú y Paraná, además de un centenar de arroyos interiores de esta provincia, han generado una situación extremamente difícil en varios sectores de la población misionera. Alrededor de 5000 personas fueron evacuadas mientras continúa lloviendo.

El desborde del Alto Uruguay afecta especialmente a El Soberbio, Colonia Aurora, Santa Rita, Alba Posse, Panambí, San Javier, 25 de Mayo. La ruta costera 2 está anegada en tres tramos y numerosas localidades se hallan sin luz por caída de líneas de alta tensión.

El Uruguay -que nace por la confluencia de los ríos Canoas y Pelotas, entre los estados brasileños de Santa Catalina y Río Grande del Sur- arrastra un enorme caudal de agua. En el puerto de Alba Posse el hidrómetro marca 17,80 metros en aumento, mientras la municipalidad de Panambí tuvo que ser desalojada porque las aguas penetraron en sus instalaciones, pese a estar emplazadas en lo alto de una pronunciada barranca.

El Gobierno de Misiones dispuso la emergencia provincial. Maurice Closs reconoció que minimizó la catástrofe al rechazar el ofrecimiento de ayuda por parte del Estado nacional. Pero la apertura de compuertas de las represas brasileñas sobre el Uruguay (Itá y Machadiño) incrementó la velocidad de la excepcional creciente.

La gente de los asentamientos rurales ha perdido casas, sembradíos y ganados, y buscan protección en comisarías policiales, escuelas, municipios. Carecen de alimentos, ropas y comidas.

Panorama desolentador

"Vamos a sufrir problemas hasta marzo de 2015 porque seguirán las precipitaciones, debido a que el fenómeno denominado 'Corriente del Niño' -que siempre ocurre en meses primaverales- se adelantó al actual otoño. Este año caerá mucha agua, probablemente se superen niveles jamás registrados", afirmó el director de la Oficina de Prevención de Desastres Naturales (Opad), Fabio Cabello.

El meteorólogo comentó que en febrero último advirtió al Gobierno local que se producirían severas inundaciones.

Cabe recordar que hace un mes, los primeros desbordes fueron los del Iguazú, que bajó también desde el Brasil con un caudal veinte veces superior al normal, provocando daños al sector de las Cataratas. Algo parecido sucedió con el Paraná, lo que obligó a la apertura de compuertas y esclusas de la central hidráulica de Yacyretá.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.