Multitudinaria marcha para impulsar los reclamos de género

Contra la violencia y la desigualdad, más de 300.000 personas se movilizaron desde el Congreso de la Nación a Plaza de Mayo; también hubo protestas en otras ciudades del país
Contra la violencia y la desigualdad, más de 300.000 personas se movilizaron desde el Congreso de la Nación a Plaza de Mayo; también hubo protestas en otras ciudades del país Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Evangelina Himitian
Soledad Vallejos
(0)
9 de marzo de 2019  

Paola Herrera tiene 28 años y marchó porque quiere sentirse segura en la calle. Sofía Vedia, de 21, se movilizó contra la violencia machista que dejó tres veces a su prima en el hospital. Carolina Seijas, pañuelo verde al cuello, lo hizo con la consigna "En 2019 será ley". Y Guadalupe Siena, de 20, estaba con su novio y un cartel que proclamaba: "Para que se terminen los femicidios primero se tiene que acabar el machismo".

Ellas fueron algunas de las más de 300.000 personas, según pudo calcular LA NACION, que este viernes marcharon para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Lo mismo ocurrió y con similares consignas en otras ciudades de la Argentina, como Mendoza, Córdoba y Rosario y del mundo.

Las primeras mujeres empezaron a llegar al Congreso cerca de las 15, y desde esa hora la Avenida de Mayo se convirtió en una pasarela de vendedores de pañuelos, pines, choripanes y sándwiches veganos. Pañuelos también había de todos los colores: al menos 14 diseños. Contra la violencia, a favor del aborto legal, por la separación de la Iglesia y el Estado, contra el maltrato animal y por una ley de adopción, entre otros. El gran ausente fue el pañuelo celeste. Si en otras marchas por el Día Internacional de la Mujer la representación fue más variada entre los que estaban a favor y en contra del aborto legal -o las que no tenían definida su postura-, esta vez la consigna era excluyente a favor de la ley. Con la proclama #El8MNoMeRepresenta, distintos grupos Pro Vida convocaron a no sumarse a la marcha ni al paro.

Pasadas las 19.30, con la plaza colmada y la Avenida de Mayo ocupada hasta el Congreso, las organizadoras anunciaron que el acto no podía empezar porque algunas centrales de trabajadores, como la CGT y la CTA, "boicotean el acto de las mujeres". Según relataron las organizadoras, se habían comprometido a contribuir con los gastos de la organización, y a último momento se dieron de baja. Por micrófono se anunció que la empresa de sonido no iba a habilitar los micrófonos hasta que apareciera el dinero. Y a partir de ese momento, empezaron a pasar con bolsas entre la multitud para pedir colaboraciones. En menos de 15 minutos, se juntaron $36.000. Faltaban $10.000, que llegaron en muy poco tiempo, y los aplausos inundaron la plaza. "Lejos de abatirse, las mujeres se sintieron empoderadas con la colecta: 'Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, las mujeres le enseñan cómo luchar a la CGT".

Contra la violencia y la desigualdad, más de 300.000 personas se movilizaron desde el Congreso de la Nación a Plaza de Mayo
Contra la violencia y la desigualdad, más de 300.000 personas se movilizaron desde el Congreso de la Nación a Plaza de Mayo Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

El acto comenzó a las 20.15, con la lectura por parte de 18 mujeres que representaban a las distintas luchas e identidades. Los principales reclamos fueron los embarazos precoces, la crisis económica -y el desempleo que, según sostuvieron, golpea más a las mujeres-, los femicidios y la legalización del aborto.

Las edades de las participantes eran variadas, y había muchas adolescentes que vinieron no solo con sus amigas, sino también con sus madres, y eran las adultas las que participaban por primera vez. Romina Toledo, de 49 años, estaba con su hija, Bianca, de 18, que ya había estado en dos marchas anteriores. "Mi mamá me alentaba siempre para que fuera a las marchas, pero ahora fui yo la que le pedí que me acompañe. Estamos juntas reclamando por los mismos derechos".

Hombres había pocos, muy pocos. Los que caminaban por la Avenida de Mayo estaban acompañando a sus parejas, y hasta los vendedores ambulantes intentaban adaptarse para evitar el choque, como el que vendía sándwiches al grito de "Choripanes y bondiola, chiques".

El acoso callejero, la violencia doméstica y al abuso sexual también estuvieron presentes en los reclamos de las mujeres y en los carteles. Hecho a mano, sobre cartulina o goma eva, las más jóvenes se animaban a consignas que salían del guion: "Mi vida tiene valor, mi cuerpo no tiene precio", sostenía una estudiante de sociología. "El porno es la teoría de la violación en la práctica", se leía sobre una cartulina verde. "Varón que paga por sexo, paga por violar", aparecía en otro.

Lectura del comunicado
Lectura del comunicado Fuente: LA NACION - Crédito: María Amasanti

"En mi casa esta era una fecha en la que se regalaban flores y chocolates y felicitaban a las mujeres solo por ser mujeres. Esta es mi primera marcha, porque este año pude deconstruir varios mandatos y tomar una posición sobre la desigualdad de género y a favor del aborto legal", dijo Jazmín Ghersini, de 18 años.

El acto empezó con fuertes críticas a los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. El texto que se leyó en el escenario incluyó la denuncia contra los gobernadores de las provincias que no adhirieron al protocolo para la interrupción legal del embarazo, como Tucumán y Jujuy, donde además se pidió la renuncia de los ministros de salud y de los directores de los hospitales donde a dos niñas que habían sido violadas se les practicaron cesáreas, en lugar de proceder con la interrupción del embarazo como indica el protocolo. Todo el documento fue redactado con lenguaje inclusivo.

En la desconcentración, un grupo pequeño de manifestantes pintó las vallas frente a la Catedral y arrojó algunas piedras.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.