Murió por un accidente una nieta de Alfonsín, de 15 años

Recibió un corte profundo al desprenderse un vidrio de una puerta del colegio
(0)
8 de septiembre de 2004  

Amparo Alfonsín, nieta del ex presidente Raúl Alfonsín y la menor de los cuatro hijos de Ricardo Alfonsín, falleció ayer a la tarde por un shock hemorrágico como consecuencia de un accidente que sufrió en el Colegio Jesús María, de esta ciudad, donde cursaba el tercer año del nivel secundario.

Allí, en horas de la mañana, la chica -de 15 años- chocó contra una puerta de la que se desprendió y rompió un vidrio. A raíz del golpe, la adolescente habría perdido el equilibrio y se habría caido sobre el vidrio roto lo que le provocó un corte profundo en la ingle, desde atrás hacia adelante, según informaron a LA NACION fuentes policiales.

El vidrio le perforó la arteria femoral, una de las principales que irrigan el corazón y que, debido al corte, dejó de cumplir su vital función, indicó Gustavo Tisminetzky, jefe de guardia del hospital Fernández, donde Amparo ingresó con un paro cardiorrespiratorio a las 11.30.

"Le efectuamos las maniobras de resucitación habituales, fue operada, permaneció dos horas en observación y luego fue alojada en terapia intensiva. Falleció a raíz de la gran pérdida de sangre, por un shock hemorrágico, cerca de las 18. Hicimos todo lo posible", explicó el médico a LA NACION.

El ex presidente recibió la noticia de la muerte de su nieta en la Universidad Nacional de Tucumán, donde había viajado porque la casa de estudios decidió otorgarle el título doctor honoris causa. El acto estaba por empezar cuando Alfonsín se enteró de la mala nueva.

"Cuando alguien fallece tras una larga enfermedad uno se prepara, pero con esta clase de accidentes no se puede hacer más. Estoy viviendo una circunstancia dolorosa, ya que la muerte de una niña impide elaborar cualquier discurso", se lamentó el ex presidente, imposibilitado por el llanto de seguir hablando.

Apenas le entregaron el galardón, Alfonsín abandonó la universidad y abordó un avión rumbo a Chascomús, la ciudad de donde es oriunda la familia. Allí serán enterrados hoy, sin velar, los restos de Amparo, según señalaron allegados a los Alfonsín que se acercaron al hospital Fernández para acompañarlos en tan difícil momento.

"Encontré un padre y una madre destrozados, que vieron a su hija morir por un accidente inesperado", dijo anoche a LA NACION Francisco Muñolo, uno de los amigos de los Alfonsín.

Como se dijo, Amparo era la menor de los cuatro hijos de Ricardo Alfonsín, actual líder de Radicales para el Cambio (Rapaca), una corriente interna del radicalismo bonaerense, que él fundó hace cinco años. Además, desde diciembre último, se desempeña como secretario de Relaciones Internacionales del Comité Nacional de la UCR.

Según un comunicado emitido por el colegio Jesús María, que funciona en Talcahuano 1260, Amparo sufrió "un accidente con una puerta de vidrio. Al golpear contra ella, el vidrio colapsó y le ocasionó un corte en la arteria femoral. En el momento se llamó al servicio de urgencia contratado y al SAME. Paralelamente, se convocó al Cemic, cuyos consultorios externos funcionan en la cuadra del colegio, que la asistió con prontitud. Al llegar el SAME, la derivó a la guardia del hospital Fernández. En las primeras horas de la tarde ocurrió el deceso. La comunidad del Jesús María se encuentra terriblemente consternada".

Otras tragedias

5 de febrero de 1996

  • Marcela Iglesias, de 6 años, murió aplastada por una estatua de metal en el Paseo de la Infanta, en Palermo.
  • 28 de julio de 1999

  • Nicolás Oviedo, de 14 años, murió electrocutado al caer en una cámara transformadora de energía eléctrica emplazada en la vereda de la Escuela Técnica N° 9 de Caballito.
  • 22 de octubre de 2003

  • Facundo Romero, de 4 años, resultó herido en la escuela Genaro B. de Astrada, en Palermo, al caérsele una reja encima.
  • MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.