Nikola Tesla, el genial y excéntrico inventor serbio, en una muestra que repasa su vida y su obra

La muestra exhibe todas las facetas del gran inventor
La muestra exhibe todas las facetas del gran inventor Crédito: Marcelo Gómez
Exhibe documentos, videos, fotos y maquetas; puede verse hasta el 4 de febrero en la Fundación Telefónica
Nora Bär
(0)
5 de enero de 2017  • 20:34

“Nikola Tesla es hoy considerado el más grande inventor de todos los tiempos. Tiene más invenciones originales que ningún otro hombre en la historia. Es más grande que Arquímedes, Faraday o Edison. Por su audacia, sus descubrimientos, tanto básicos como revolucionarios, no tienen igual. Su mente prodigiosa es una de las siete maravillas del mundo intelectual.”

El inspirador de esta desbordante admiración es nada menos que el genio serbio que entrevió tecnologías como la robótica, los aviones de despegue vertical, la energía alternativa y la transmisión inalámbrica. Con este párrafo, Hugo Gernsback, él mismo inventor y editor de la revista Electrical Experimenter, que desde enero de 1919 publicó una larga serie de notas autobiográficas de Tesla, lo presentaba a sus lectores.

Por estos días, Tesla, un personaje de película nacido en el imperio austrohúngaro en 1856, es el protagonista de una muestra sobre su vida y su obra que se expone hasta el 4 de febrero en la Fundación Telefónica.

“Antes de venir aquí tenía muchas ganas de organizarla por una sencilla razón: había hecho una cuando era embajadora en España y había sido uno de los mayores éxitos de mi trabajo –cuenta con entusiasmo la embajadora de Serbia en Buenos Aires, Jela Bacovic–. Pensé que sería una gran oportunidad repetirla. Ya antes de venir hablé con el director del Museo Tesla de Belgrado, Branimir Jovanovic, y él aceptó inmediatamente.”

“Nikola Tesla, inventor del siglo XXI” es la exposición más importante que se haya hecho sobre este personaje. “En Serbia, Tesla es considerado un héroe –cuenta Jovanovic–. Se trata de la más grande muestra sobre su vida y su obra. Reúne documentos, fotos y videos, además de maquetas y reproducciones de algunos sus inventos... Nuestra idea fue principalmente comunicar la obra de Tesla al público, a los jóvenes. No tanto la profundidad de sus invenciones, sino el misterio de Tesla.”

Nikola Tesla investigó extensamente el electromagnetismo
Nikola Tesla investigó extensamente el electromagnetismo Crédito: Marcelo Gómez

El protagonista de esta exhibición vivió y trabajó a finales del siglo XIX y en la primera parte del siglo XX.

“Descendía de una antigua familia serbia que vivía sobre la frontera con Austria en un período muy difícil –explica Jovanovic–. Su padre era sacerdote y su tío, oficial. Su padre quería que fuera sacerdote ortodoxo, pero él quería ser científico. En ese momento, la ciencia de la electricidad era algo nuevo, de modo que enseguida le interesó. Era un genio, tenía ideas fantásticas. No tuvo inmuebles, familia, esposa, hijos, nada, excepto sus inventos. Hasta ahora se cuenta con registros de 309 patentes que le pertenecen, de las cuales 112 fueron las originales, hechas en los Estados Unidos, y las demás son las así llamadas «analógicas», registradas en el resto del mundo.”

Tesla fue inventor, ingeniero y físico. Sus desarrollos sentaron las bases de la corriente alterna, incluyendo el sistema polifásico de distribución eléctrica, y el motor de corriente alterna que hiciero posible la Segunda Revolución Industrial.

“Obtuvo 36 patentes de los así llamados «sistemas polifásicos» –continúa Jovanovic –. Fue su principal contribución a la tecnología moderna, porque fueron comprados por George Westinghouse y transformaron la sociedad.”

En los Estados Unidos, donde trabajó desde 1884, rivalizaba con Edison. Todo un excéntrico, fue un personaje que formaba parte de la cultura popular y que hasta aparecía en las historietas de la época. Su dedicación al trabajo era absoluta. Sin embargo, sus visiones, que resultaban increíbles para su tiempo, hicieron que terminara sus días relegado al ostracismo. Se cuenta que murió en la pobreza a los 86 años.

“Nunca se casó y aseguraba que nunca había tocado a una mujer. Era virgen, como Newton y muchos antiguos científicos –cuenta Jovanovic–. El Museo Tesla se estableció en 1952, después de su muerte. Toda su herencia fue transportada por su sobrino a Belgrado y se inauguró en 1955. Ahora preserva 165.000 documentos originales, 50.000 recortes que él coleccionaba y 1000 libros.”

Jovanovic llegó allí como estudiante en 1977 y se quedó cuatro años. Una vez graduado de ingeniero mecánico, creyó que se quedaría durante un año más, pero en lugar de eso pasó 20 años investigando. “Mi tesis de graduación y de doctorado fueron ambas sobre Tesla –dice–. Me especialicé en él. Fui director del museo entre 1996 y 2001, después trabajé en la universidad, pero hace tres años me invitaron a volver y ahora estoy tratando de que sea más reconocido en todo el mundo. Creo que este año llegaremos al récord de 100.000 visitantes. Para un pequeño museo es absolutamente único.”

La muestra “Nikola Tesla. Inventor del siglo XXI” fue producida por Fundación Telefónica en colaboración con el Museo Nikola Tesla de Belgrado. Es de entrada gratuita y se ofrecen visitas guiadas de lunes a sábados, a las 15.30, 17.30 y 19.00, en Arenales 1540, CABA. Más información en http://www.fundaciontelefonica.com.ar/exposiciones/exposicion-nikola-tesla/

Por: Nora Bär
ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.