Pánico y quejas en Buquebus

Un barco debió regresar a Buenos Aires tras estar varado casi diez horas en el Río de La Plata por las fuertes lluvias y el viento; llegó al puerto porteño cerca de las 20
Un barco debió regresar a Buenos Aires tras estar varado casi diez horas en el Río de La Plata por las fuertes lluvias y el viento; llegó al puerto porteño cerca de las 20
(0)
24 de febrero de 2006  • 20:32

Al menos 2000 pasajeros de la empresa Buquebus fueron perjudicados hoy por la tormenta que azotó el Río de la Plata, cuando dos servicios fueron demorados y el buque "Eladia Isabel" debió regresar al Puerto de Buenos Aires.

El "Eladia Isabel", con capacidad para más de mil pasajeros, partió a las 10 con destino Colonia y regresó a las 20.10 sin poder arribar al puerto uruguayo., pero debido a las malas condiciones climáticas en la ribera este del Río de la Plata, "fondeó y luego emprendió el regreso", informaron fuentes de Control de Tráfico del puerto porteño.

Esta tarde el Río de la Plata interior soportó vientos que llegaron a los 100 kilómetros por hora y de 60 a 70 kilómetros en la costa ribereña.

Esta situación provocó dificultades en la navegación, especialmente la del buque Eladia Isabel, que finalmente llegó a puerto porteño cerca de las 20.

En tanto, cientos de pasajeros debieron aguardar en la estación de Buquebus en Puerto Madero desde la mañana, cuando la empresa suspendió los servicios, y denunciaron falta de información y maltratos por parte de la compañía.

Desinformación. "Nadie informa si vamos a partir, no nos dan siquiera un café ni una aspirina, y nos dicen que esperemos parados toda la noche para ver si salimos", dijo indignada una de las pasajeras, momentos después de que el vocero de la empresa bajara a dar explicaciones, casi 9 horas después de la cancelación de los servicios.

"En todo el trayecto el barco se movió, pero cuando estabamos llegando a Colonia el balanceo fue agrandándose más y más... y corrió pánico aquí dentro, la gente se preocupó, muchos estaban descompuestos y Buquebus no tenía médicos, así que buscamos entre los pasajeros", dijo Ana, desde el interior del buque, en diálogo con TN.

Vidrios rotos y pánico. De regreso en el puerto de Buenos Aires los pasajeros denunciaron en declaraciones televisivas la falta de información del capitán del barco.

Señalaron que la tormenta provocó la rotura de vidrios y otras estructuras de la embarcación, entre ellas la del free shop. También dijeron que los tachos de basura se volcaron con el impacto de las olas que hacían oscilar violentamente el Eladia Isabel.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.