Pruebas Aprender: aprobado en Lengua, pero estancados en Matemática

Evangelina Himitian
(0)
14 de marzo de 2019  • 12:47

Casi ocho de cada diez estudiantes de sexto grado alcanzaron los niveles más altos de rendimiento en Lengua en las pruebas Aprender que se tomaron el año pasado para conocer el nivel educativo. Esto representa una mejora de 8,5% respecto de 2016. Además, se redujo la brecha entre los chicos a los que les fue mejor y a los que les fue peor en la evaluación, pero esto fue porque todos mejoraron. Las escuelas más vulnerables, aquellas a las que les fue peor en la medición anterior, fueron las que más progresaron.

En matemática, en cambio, el 43% de los estudiantes (hace dos años eran 41%) no alcanza los niveles esperables para sexto grado: es decir, no puede resolver problemas que requieran identificar información no explícita o que involucren dos o más operaciones en los distintos conjuntos numéricos.

"Estoy muy contento, tengo una muy buena noticia para compartir con ustedes y todos los argentinos", dijo el presidente Mauricio Macri, desde Jujuy, donde anunció los resultados de las pruebas. Se lo veía exultante, parado junto al gobernador de la provincia, Gerardo Morales, en el patio de una de las escuelas a las que les había ido peor en la medición de 2016. De hecho, según trascendió, apenas conoció los resultados, el presidente decidió adelantar el anuncio, entusiasmado por los progresos.

"Esta no es una evaluación más. Tiene que ver con un mandato profundo, que es el de gobernar con la verdad sobre la mesa. Antes, lo que se hacía era esconder los resultados bajo la alfombra. No escondíamos resultados, sino escondíamos que los chicos no estaban aprendiendo. En 2016, hicimos la primera evaluación. Sabíamos que la verdad iba a ser incómoda. Los resultados fueron peores a lo que esperábamos. Solo 7 de cada 10 chicos tenían conocimientos básicos de matemática cuando terminaban el secundario y apenas 5 de cada 10 comprendían textos. Decidimos empezar por Lengua. Porque si los chicos no entienden textos no pueden entender enunciados, no pueden resolver consignas de otras materias, ni ir a la universidad o completar un formulario para buscar trabajo", apuntó el presidente.

Mauricio Macri celebró los resultados de Aprender 2018 - Fuente: Facebook Mauricio Macri

12:18
Video

Satisfacción

En el Gobierno se sienten felices con los resultados: números en mano, el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro apunta que más del 75% de los estudiantes alcanzaron los niveles de desempeño esperados en Lengua para sexto grado. Hace dos años, apenas el 66,8%. Las mejoras en Lengua, se notaron en todas las provincias, respecto de 2016, tanto en escuelas rurales, como urbanas, públicas y privadas. Los resultados muestran un aumento de 8,5 puntos porcentuales en la proporción de estudiantes ubicados en los niveles de desempeño altos (satisfactorio y avanzado) respecto a 2016 y una disminución de la proporción en "Por debajo del nivel básico" en 7,4 puntos porcentuales.

En matemática, en cambio, si bien se registraron leves mejoras en nueve provincias, esto no alcanza a revertir el promedio nacional. El rendimiento todavía es bajo: casi el 43% de los estudiantes no alcanza los niveles esperados: de entre ellos, un 19,6% estuvieron por debajo del nivel básico y el 23% apenas tuvo un desempeño básico.

¿Por qué para el Gobierno de Mauricio Macri y para el Ministerio de Educación estas son excelentes noticias?

Por un lado, porque se redujo la brecha de desigualdad en el aprendizaje en Lengua. "En todas las jurisdicciones, la brecha en 2018 fue menor a la de 2016, lo que indica que se redujo la dispersión entre los estudiantes que se ubican en los dos niveles de desempeño más bajos y aquellos que se ubican en los dos niveles más altos", señala el informe que ayer presentó el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro.

"Se logró una mejora del 8,5% en los niveles más altos de rendimiento escolar y una baja de 7,4% en los alumnos que estaban por debajo de lo esperado. Se redujo la brecha entre los alumnos que obtuvieron los mejores resultados y los peores, porque todos mejoraron", apuntó el ministro. La disminución en la brecha educativa es un indicador que se utiliza para medir la igualdad de oportunidades en el sistema educativo.

"Mejoró el promedio y se achicó la brecha, por eso los resultados son esperanzadores. Porque ese fue el foco en el que trabajamos. En 2016, encontramos que había grandes déficits en lengua y en matemática. Y decidimos orientar la primera etapa de mejora a Lengua. Porque si los chicos no comprenden lo que leen, tampoco pueden entender consignas de otras materias. Mejorar en lengua, significa que por decantación las demás materias empiezan a mejorar", dijo el ministro.

Medidas

Entre las medidas que se tomaron, explican en el ministerio, están las jornadas de capacitación docentes orientadas a la enseñanza de lengua. Además de ateneos entre directores y docentes de las 24 provincias para intercambiar experiencias exitosas. Todo ese esfuerzo, según creen en el Ministerio, se tradujo en la mejora en los resultados de las pruebas Aprender.

¿Qué puede hacer un chico de 11 años cuando alcanza los niveles más altos de Lengua?

Comprender sin dificultad el significado global de todo tipo de textos narrativos y expositivos, manejar herramientas conceptuales para dar cuenta de mecanismos discursivos en textos literarios, localizar información literal pero que aparece poco destacada, porque adquirió estrategias de lectura rápida de búsqueda. También tiene que poder inferir inferir información que aparece entrelíneas, establecer relaciones lógicas de tiempo de causa y consecuencia, de comparación, y poder integrar y generar información propia a partir de lo que lee. Hoy, el 75% de los chicos argentinos lo logra.

Los resultados en matemática arrojan más desafíos que logros. Si bien en nueve provincias (no se dio a conocer en cuáles) el nivel mejoró significativamente, no se registraron aún mejoras en los desempeños a nivel nacional. Mientras que el 57,4% se ubicó en los niveles de desempeño más alto, un alto porcentaje, 43%, no puede resolver problemas que requieren identificar información no explícita ni resolver problemas complejos que involucran dos o más operaciones en los distintos conjuntos numéricos. Incluso se incrementó el número de los estudiantes que quedaron por debajo del nivel básico: en 2016 eran 18% y en la última medición, 19,6%, aunque en el ministerio dicen que ese número no es "estadísticamente significativo".

El ministro Finocchiaro asegura que esos eran resultados esperables y que no los sorprendió. En cambio, que el diagnóstico confirma los retos que el Ministerio tiene por delante: "En los próximos dos años se va a cambiar por completo la forma de enseñar matemática en las escuelas argentinas, con el programa Aprender Matemática. Estuvimos trabajando y preparándonos durante todo este tiempo para eso, de manera conjunta con los 24 ministros de las distintas provincias. Se trabajó en base a experiencias internacionales como las de Singapur, Canadá, Francia, Italia México, Chile y otros países que lograron mejorar el rendimiento en matemática", aseguró. Ese va a ser el siguiente foco de la política educativa.

El año pasado, de las pruebas Aprender participaron 574.000 estudiantes de sexto grado, de 19.600 escuelas, lo que significa una cobertura del 94% de los alumnos de ese nivel. Los resultados tienen valor censal y no muestral, se explica.

Reuniones

"Nos sentamos con directivos y docentes, y generamos un plan de trabajo. El primer pedido fue jornadas de capacitación de docente permanentes. Estas son noticias fundacionales. En 2016, el 14,5 no alcanzaban los requisitos mínimos de lengua, eso bajó al 7%. Redujimos la brecha. En matemática nos falta. Basándonos en métodos de enseñanza más modernos, esperamos que los resultados vayan en la misma línea que lengua. Esto tiene que ver con obras que no se ven. Entre esas muchas transformaciones, hay una que sobresale, y es esta, la educación. Acá nos juntamos nosotros los argentinos, trabajando en equipo obtuvimos esos resultados como estos", les dijo Macri a los alumnos y les pidió un aplauso para ellos mismos.

En 2016, se detectaron algunas escuelas más vulnerables, aquellas a las que les había ido peor. La escuela de Jujuy era una de ellas. En total, fueron 3000 las escuelas en las que se aplicó un programa especial. "Sobre ellas pusimos más trabajo, más equipo. Las escuelas mejoraron mucho más que el promedio de las demás escuelas. Bravo para ustedes", dijo Macri.

Las pruebas Aprender también indicaron que se achicó la brecha por sexo. Es decir, antes a los varones les iba mejor en matemática y a las chicas, en lengua. En 2018, los resultados fueron mucho más parejos, lo que indica que el sistema educativo se está alejando de los estereotipos de género.

A los estudiantes también se les dio un cuestionario para conocer cuánta información habían recibido sobre la ley de Educación Sexual Integral (ESI) Mientras que el 99% de los docentes dijo haber incorporado los contenidos curriculares durante el año, lo que dicen los chicos es que de los temas que se habló mayormente fue de el cuidado del cuerpo (86%), la importancia del buen trato en la escuela, (79%), los derechos de niños y niñas (78%), los cambios del cuerpo en la adolescencia (73%). Apenas el 55% dijo que se habló del embarazo, el 43% de los métodos de prevención del embarazo y enfermedades de transmisión sexual, y apenas el 37% sobre cómo evitar el abuso sexual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.