Responsabilidad social empresaria: de la filantropía al compromiso corporativo

Se impone el desafío de abandonar la ayuda puntual para crear un modelo de gestión más solidario
Cynthia Palacios
(0)
12 de junio de 2006  

Creció de la mano de la mayor crisis del país, y ya es un tema instalado. Sin embargo, la responsabilidad social empresaria (RSE) está hoy en una encrucijada. Las empresas se enfrentan al desafío de abandonar la idea de que la RSE se limita a acciones puntuales para lograr que se instale como modelo de gestión corporativa. El pasaje no es gratuito: requiere un compromiso directivo importante.

Uno de los indicadores crecientes de esta preocupación radica en la publicación de los informes de sustentabilidad o reportes sociales de las empresas. "Son herramientas que ayudan a que las empresas muestren sus acciones y asuman un compromiso por los datos que publican. Es una demanda en los mercados internacionales. Son cartas de presentación que suman credibilidad a la identidad de la empresa", destacó el profesor de la Universidad de San Andrés y director del programa de responsabilidad social de la institución, Gabriel Berger.

La ley 25.877 establece que las empresas que ocupen a más de 300 trabajadores deberán elaborar, anualmente, un balance social sobre las condiciones de trabajo y empleo, el costo laboral y las prestaciones sociales, que deberá ser enviado al sindicato con personería gremial al que esté afiliado el personal y al Ministerio de Trabajo. En Diputados se presentó un proyecto para ampliar este requerimiento a todas las empresas. "A mí me gustaría que no fuera por ley", se sinceró Berger.

La Encuesta Internacional de Informes de Responsabilidad Corporativa de KPMG analiza las tendencias en materia de responsabilidad corporativa en las 1600 empresas más grandes del mundo. Los resultados de 2005 mostraron que el 52% de las principales firmas realiza en forma separada sus informes sobre RSE. A la cabeza están las de Japón y el Reino Unido, seguidas por las de Italia, España, Canadá, Francia y Sudáfrica. Las de la Argentina, lamentablemente, están "en pañales". O, mejor dicho, dando sus primeros pasos.

Esa es la gran transición que afrontan las compañías. Arcor presentará este año el Primer Reporte de Sustentabilidad. El Banco Galicia desarrolló su Informe Social; Nobleza Piccardo lleva tres. Las multinacionales, como McDonald s, Petrobras, Telefónica, Procter&Gamble, Philips o Shell, por caso, emiten sus datos en forma regional.

Impacto cualitativo

Aún no es posible medir el impacto económico de la RSE. Las empresas se muestran reacias a revelar sus inversiones sociales. "No son cifras significativas, pero son un apoyo muy importante si lo vemos desde el lado de las organizaciones que lo reciben. La cuantitativa es la menos gráfica de las mediciones. Es por el lado de lo cualitativo donde puede advertirse el impacto de una empresa, y hubo un salto enorme: hay muchísimas empresas y se inició un camino de profesionalización interna y de áreas específicas", señaló el investigador titular del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), Mario Roiter.

"Hay una evolución favorable, tal vez no a la velocidad que nos gustaría", dijo el presidente del Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (Iarse), Luis Ulla. "La RSE se ha puesto de moda y el problema es que toda moda, por definición, está condenada a pasar. Pero es esencial y perdurable en nuestra forma de hacer negocios", destacó el gerente de Relaciones Corporativas de Unilever, Jack Smart.

Uno de los retos de la RSE, y uno de los puntos más discutidos hoy en día, es involucrar no sólo a las grandes compañías, sino también a las pymes. "En la medida en que las grandes empresas tengan alineadas a sus pymes, el impacto se multiplicará", reconoció Ulla.

Si "la caridad empieza por casa", pensar en el propio personal es el primer paso. "El desafío es siempre el mismo: poder mirar a largo plazo y crear una lógica de inserción competitiva en el mundo. Si lo miramos sólo en la Argentina, tal vez no sea tan importante, pero en el mundo la RSE ya es una regla del juego", reconoció Ulla.

Según la última encuesta sobre el tema, realizada por TNS-Gallup y la Universidad de San Andrés en mayo de 2005, el 93% de las 153 empresas con mayor facturación en el país realizaron donaciones durante 2004. Paradójicamente, sólo el 9% de los directivos había considerado que el grado de desarrollo de la RSE era alto o muy alto, aunque el 74% manifestó tener un conocimiento alto o muy alto de la temática. Acortar este abismo entre conocimiento e interés supone una de las metas por alcanzar.

"La crisis de 2001 tuvo un impacto paradójico: se reconoció que era más necesaria la acción de las empresas en la sociedad, pero la respuesta fue en la línea de la filantropía. En 2004, incipientemente, comenzamos a preguntarnos qué es la RSE, y en ese debate estamos hoy", aseguró Marcelo Paladino, director del Area Empresa Social y Economía del IAE, la escuela de negocios de la Universidad Austral.

"Falta consolidar una verdadera decisión política y lograr la madurez por parte del consumidor a la hora de elegir con su compra", dijo el consultor de la firma Auren, Gabriel Pickholz, experto en normas de certificación de la RSE.

Los que suman

  • Empresas con fundación propia: Arcor ( www.fundacionarcor.org ), Andreani ( www.fundacionandreani.org.ar ), Telefónica ( www.fundacion.telefonica.com ) y Repsol YPF ( www.fundacionypf.org.ar )
  • Coca-Cola invierte en educación ( www.coca-cola.com.ar/futurocercano ) y Unilever apuesta a la reinserción laboral ( www.unilever.com.ar )
  • McDonald s sostiene una casa para chicos enfermos ( www.mcdonalds.com.ar ) y Procter & Gamble ayuda a niños de bajos recursos ( www.pg.com.ar )
  • Carrefour se ocupa de la problemática ambiental y social ( www.carrefour.com.ar ) y Nestlé Argentina del medio ambiente y la nutrición ( www.nestle.com.ar )
  • Petrobrás trabaja para la inclusion social ( www.petrobras.com.ar ) y IBM para la integración de personas especiales ( www.ibm.com/ar )
  • SC Johnson & Son sostiene 50 proyectos ( www.johnson.com.ar ); Schering da charlas gratuitas sobre educación sexual ( www.schering.com.ar ); GlaxoSmithKline apoya un programa en La Cava ( www.glaxosmithkline.com.ar ) y Clorox Argentina realiza una campaña sobre higiene y desinfección
  • Nobleza Piccardo tiene campañas de prevención del fumar en menores ( www.noblezapiccardo.com ) y la Cervecería Quilmes creó un programa para prevenir conductas abusivas ( www.vivamosresponsablemente.com )
  • Philips, Shell, Disco, Monsanto, Massalin Particulares, Edenor, C&A, también confían en la RSE. A esta la lista de empresas, cabe destacar. se le suman muchas más.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.