Tomar conciencia para poder cambiar el final

Adriana Ceballos
Adriana Ceballos PARA LA NACION
(0)
22 de abril de 2016  

"Mi hijo no." Eso decimos los padres: "Mi hijo no chupa, no fuma". ¿Es así? En el año 2003 no existían las redes sociales y armamos una red de contención para padres en la Web. Ése fue el nacimiento de Padres en Red, devenido luego en Interpadres. Éramos un grupo de padres preocupados por qué hacían nuestros hijos adolescentes cuando salían a divertirse. ¿Cuánto hace que venimos advirtiendo sobre estos temas? Y nada pasa.

Esto no comenzó en Costa Salguero; empieza todas las noches de boliches, de previas, de bares y salidas. Cuando el valor de la vida se pierde, poco queda. Si no se cuida la seguridad física, muchísimo menos se tendrán en cuenta los valores que deseamos inculcarles a nuestros hijos en el ámbito familiar.

Cuando la ausencia de los padres, los intereses del negocio de la noche y la ambición de los funcionarios de turno se suman, la cuenta arroja un resultado francamente negativo. Estoy segura de que la menor parte les toca a los chicos.

Desde el año 1993 trabajo el tema, y veo con tristeza que la diversión de los jóvenes, no sólo no ha mejorado, sino que está peor. Y en pocos días una nueva noticia tapará la primera plana de hoy.

¿Qué grado de responsabilidad otorgamos a los empresarios de la noche? ¿Cuál es la responsabilidad de los funcionarios públicos y el Gobierno? ¿Cuál es nuestra responsabilidad como padres? ¿Conocemos la realidad que viven cuando salen? ¿Tenemos idea de por qué necesitan de la droga para divertirse?

No importa la edad que tengan; muchas veces, aunque sean mayores, siguen necesitando un faro que ilumine, un puerto por donde pasar. No es posible cambiar la historia; sí es posible cambiarle el final.

La autora es orientadora familiar

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.