Suscriptor digital

Un turista pagó 110 mil dólares para matar a una cabra en peligro de extinción

(0)
15 de febrero de 2019  • 11:50

El cazador Bryan Kinsel Harlan, de Texas, quedó en el centro de la polémica, tras matar en Pakistán a una cabra montesa de la especie Astor Markhor, que está en peligro de extinción.

El hombre tuvo que pagar 110 mil dólares para que las autoridades le permitieran cazar en la región del Himalaya.

Turista pagó 110.000 dólares para matar una cabra - Fuente: Facebook

00:33
Video

"Fue un tiro fácil y cercano. Me complace tomar este trofeo", dijo Kinsel a medios locales. Mediante un video publicado en las redes sociales, el hombre compartió cómo escaló las montañas de la región de Gilgit, ubicada en el norte pakistaní. En las imágenes también muestra el momento en el que decide acabar con la vida de la cabra montesa y luego tira de los cuernos de cadáver del animal.

Su accionar generó una ola de críticas contra su persona. Mientras que algunos pakistaníes se preguntaron por qué no había una prohibición legal de cazar al Astor Markhor, ya que es el animal que representa a su nación, otros sugirieron que los turistas extranjeros fueran llevados a la zona para que se fotografíen con las cabras exóticas, pero no para que las maten.

La población de la cabra cuernos de bengala menguó con el correr de los años por la caza ilegal, la acción militar y la deforestación. En consecuencia, los esfuerzos para preservar a la especie se reforzaron en los informes de 2011, cuando se conoció que solo quedaban 2.500 ejemplares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?