Una ola de asesinatos conmueve a los vecinos de Río Cuarto

En los primeros 40 días de este año se registraron seis homicidios, entre ellos figura la muerte de un jefe narco
Gabriela Origlia
(0)
9 de febrero de 2019  

CÓRDOBA.- Río Cuarto , la segunda ciudad de Córdoba en cantidad de habitantes, está conmovida por una ola de asesinatos. Los homicidios en estos primeros 40 días de 2019 representan el 60% de los registrados durante todo el año pasado. Son seis los muertos y, salvo en un caso -Claudio Torres, el llamado "zar" local de la droga los asesinatos están vinculados con violencia urbana juvenil y enfrentamientos entre bandas.

En las redes sociales, los vecinos de la ciudad critican a las autoridades por entender que no se expresan abiertamente sobre el tema y no trabajan en la búsqueda de soluciones. Los ríocuartenses esperan, además, definiciones en el caso policial más resonante en las últimas décadas, el asesinato de Nora Dalmasso en su casa en un barrio cerrado.

El asesinato de Claudio Torres ocurrió en la noche del 15 de enero cuando el hombre, de 44 años, fue ultimado a balazos al bajarse de un Audi TT frente a su casa; aunque tenía una pistola calibre 6.25 no llegó a disparar. Su hermanastro, que lo acompañaba, se salvó pese a que también fue baleado.

A Torres lo estaban esperando; le dispararon -según mostraron las cámaras de seguridad con armas calibres 11.25 y 9 milímetros y el asesino se escapó en una Renault Kangoo, que abandonó a poco después. Por ese crimen se allanaron 46 domicilios y quedaron 12 detenidos y 21 imputados por narcotráfico y lavado de activos. Se secuestraron bienes y dinero ($2.500.000 y US$80.000), pero no se encontró la droga que comercializaba esa banda.

En el juzgado federal a cargo Carlos Ochoa señalaron que Torres fue investigado en los últimos dos años por venta de drogas y trata de personas. No se movía en las sombras; por el contrario llevaba una vida ostentosa. En su muro de Facebook mostraba autos y motos de lujo y fotos de viajes a Europa; era dueño de un complejo de cabañas y varios vehículos que trabajaban con agencias de alquiler.

Tenía antecedentes penales de 2014 por violencia de género; lo detuvieron cuando viajaba al Paraguay porque tenía una condena, que no estaba firme, de tres años de prisión efectiva. Viajó a España y allí espero la prescripción; en ese país habría tejido contactos como proxeneta.

Entre los detenidos por la causa -que movilizó a Río Cuarto al secretario de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera y al jefe de Investigaciones de la Policía, comisario Alejandro Moyano hay detenidos comerciantes, el supuesto guardaespaldas de Torres y vendedores de drogas.

La ola de crímenes iniciada a comienzos de enero se inició con el homicidio de Alexis González, de 28 años, quien recibió un balazo en plena cara en una casa de barrio Alberdi. Participaba de una reunión familiar; cuando los vecinos sintieron gritos y corridas llamaron a la policía. Unas cinco horas después detuvieron a un hombre de 34 años. Los investigadores no descartan que el atacante hubiese consumido drogas.

Por su parte, Marcos Yorye, de 25 años, fue apuñalado en la zona abdominal. Aunque llegó al hospital con vida, murió horas después. Por el hecho está preso Alejandro "Chicho" Durán, de 33 años. Ambos se conocían y, al parecer, se trenzaron en una pelea de la que también participó el hermano de Yorye. No trascendieron los motivos de la discusión.

Franco, un adolescente de 14 años recibió una cuchillada en el tórax que le costó la vida; fue en un enfrentamiento entre grupos de jóvenes. Su familia apuntó al contexto de vulnerabilidad de los adolescentes de la zona, a la vera del río Cuarto.

"Hay niños de solo 10 años que consumen alcohol; cuando estamos en el patio se escuchan los tiroteos, hay que tener cuidado con las criaturas. La droga, el alcohol y los grupos armados tienen mucho que ver en estas situaciones", describió la hermana de la víctima, Erica, a Telediario. Franco asistía a una granja que trabaja en la recuperación de jóvenes consumidores de drogas. Como presunto autor del crimen está detenido, Elías Morán, de 18 años.

Diego Burgos, de 28 años, murió de un balazo en una pelea en la zona del Puente Carretero. Primero fue detenido un joven de 25 años, pero el hermano de la víctima se apoyó en las declaraciones de testigos para sostener la inocencia de ese sospechoso. Contó que aparentemente su hermano tenía "diferencias" desde hacía tiempo con el asesino y que este "lo mató como a un perro".

A partir de ese relato se pidió el paradero de un menor de edad quien se entregó voluntariamente ante el fuero juvenil. Sería quien disparó el arma; tiene 17 años.

El último homicidio fue el de Julián Bruno, un muchacho de 20 años que recibió un balazo en la zona intercostal izquierda. Hay dos detenidos, de 20 y 21 años; los vecinos relataron que el joven fue baleado en plena calle y debieron trasladarlo en auto particular al hospital.

Arrestaron a un subcomisario

El exjefe de investigaciones de la Departamental de Río Cuarto, subcomisario Gustavo Oyarzábal, fue detenido acusado de estar vinculado a delitos de narcotráfico y lavado de dinero. Oyarzábal había sido pasado a retiro en enero pasado y fue apresado anteanoche en el marco de una investigación que lleva adelante la Justicia Federal de Río Cuarto, que tiene 21 imputados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.