Zurdos: la "revancha" de los que viven con la izquierda