Cómo los cruceros suman tecnología para mejorar su propuesta

Débora Slotnisky
(0)
29 de mayo de 2019  • 09:57

Los trasatlánticos, también llamados palacios flotantes por el confort y la variedad de actividades que ofrecen a sus pasajeros, son mucho más que grandes barcos de lujo. De hecho, la tecnología los está transformando en hoteles inteligentes para satisfacer a un mercado cada vez más grande. En este sentido, en 2018 se marcó un récord al registrarse unos 27 millones de pasajeros en todo el mundo, lo que implica un crecimiento del 6% respecto a 2017, según datos del mercado. Además, los astilleros están construyendo embarcaciones para que flotas más numerosas recorren los mares del planeta.

Pero para que mantener las altas expectativas de los turistas con el fin de que sigan eligiendo vacacionar con este sistema hay que tomar una serie de medidas que va más allá de los tres ejes centrales: detalles del camarote, calidad de la comida y variedad en las actividades. A simple vista, a bordo del trasatlántico Fascinosa, LA NACION pudo ver en un viaje de Buenos Aires a Montevideo y Punta del Este cómo lo tecnológico de cara al usuario se manifiesta con kioscos interactivos para reservar las excursiones, consultar el programa de la jornada y controlar los puntos del programa de fidelidad de la marca. También hay acceso a internet y pantallas interactivas para que cualquiera pueda ver la posición geográfica de todos los barcos de la flota. Por supuesto, hay una aplicación móvil que se descarga en el teléfono inteligente o tablet para acceder a datos de interés sobre la travesía. Pero en realidad, la tecnología más sofisticada de este crucero es invisible para los 3800 pasajeros, aunque fundamental para que todos disfrutemos de la vida en altamar.

De los 14 días al tiempo real

El análisis de los datos que hasta hace poco se hacía sin prisa pero sin calma, hoy se hace en tiempo real en los cruceros. En este sentido, Joely Urbea, un dominicano que trabaja como Director del crucero Fascinosa, comenta: "Más allá de que los viajeros siguen contando con hasta 14 días a partir de que finalizan el viaje para rellenar una encuesta online sobre nuestros servicios, hemos instalado pantallas en todo el crucero con las caritas de "feliz" "neutral" y "triste" para que quien lo desee opine al instante".

Como para hacerlo, la persona tiene que deslizar su tarjeta de identificación. Hasta este punto todo es muy simple. "Pero detrás de esa pantalla corre un software de análisis de datos que nos permite detectar las quejas y problemas en el mismo momento en el que se producen, hasta tal punto que podemos ir a buscar a ese huésped para obtener más detalles sobre el incidente para poder remediarlo con velocidad", cuenta, y agrega: "En los cruceros vendemos alegría. Por eso es vital utilizar soluciones tecnológicas que permita capturar datos en tiempo real y emitan alertas para poder tomar acciones correctivas de inmediato".

Ni un gramo de más

Andrea Losapio es un italiano que trabaja como Director de Bebidas y Comidas en Costa Cruceros. Él se graduó en Economía y tiene un posgrado en gerenciamiento de hoteles. Actualmente, es el jefe de los 200 cocineros, 220 camareros, 80 empleados de los bares y 50 personas que limpian las cocinas del Costa Fascinosa durante las 24 horas. "Hay ciertas soluciones digitales que nos permiten optimizar muchísimo los costos. Particularmente en la cocina, implementamos el programa "Win Now", que consta de balanzas digitales con unas pantallas táctiles incorporadas. Toda la comida que sobra se pesa en esas balanzas y el empleado presiona en el menú interactivo para marcar de qué alimento se trata. Así es como estamos optimizando los ingredientes que tenemos que comprar para cada viaje y, como el desperdicio es cada vez menor, estamos ahorrando entre 1000 y 1500 dólares diarios en la compra de comida", explica. Esta iniciativa es parte de un programa que busca reducir el desperdicio de alimentos a bordo en un 50% para 2020.

Por otra parte, y para garantizar que en toda la flota que está navegando alrededor del mundo los platos cumplan con los mismos estándares, cuentan con un software desarrollado por la propia compañía que contiene no solo el listado el menú, sino el paso a paso para cocinar cada plato. "Dentro de esta herramienta digital están todas las recetas e instrucciones para que el servicio sea el mismo en todo los barcos", aclara Losapio.

Por otra parte, y dado que por ejemplo este barco cuenta con lugar para 3800 pasajeros, hay que trabajar de forma sincronizada para cocinar todos los platos elegidos en las comidas que son a la carta, como durante la cena. "Antes, los camareros tomaban las órdenes en papel, pero ahora lo hacen en dispositivos móviles que se conectan a una gran pantalla que hay en la cocina para que los cocineros sepan en tiempo real cuántos platos deben ir preparando para que no sobre ni falte ninguno. Entonces, si antes de que comience el servicio ya tienen listos 1500 porciones de carne, saben con antelación cuántos más deben elaborar", agrega.

Para los que no pueden estar offline

Desconectarse del mundo online puede ser uno de los motivos que lleve a los viajeros de placer elegir vacacionar en un crucero porque el costo de la conexión a internet no viene incluido en el pasaje y, si bien es posible contratar este servicio -que está disponible en las áreas comunes de la nave y en todas las cabinas-, la realidad es que su precio es alto ya que el acceso es satelital. Se trata de una tecnología que se utiliza en zonas remotas a donde no llegan las telecomunicaciones tradicionales. Por ejemplo, hay paquetes para los que quieren estar online, consultar su correo electrónico o publicar en redes sociales. Permite el acceso a Internet sin un límite de tiempo, hasta que se agoten los datos prepagados. Hay varias opciones, de 250 MB a 3 GB.

También hay una opción llamada "Paquete social", pensado para los que no pueden vivir sin las redes sociales, chatear o compartir fotos con sus amigos. Así es como solo incluye el acceso a Facebook, Facebook Messenger, Twitter, WhatsApp, Snapchat, Instagram y aplicaciones similares.

Cine 4D

Una de las numerosas opciones para el entretenimiento a bordo es el llamado Cine 4D que, en realidad, se trata de simuladores con varias proyecciones que duran alrededor de 4 minutos cada una para que el turista elija cuáles y cuántas ver. Gracias a efectos especiales que atrapan los cinco sentidos, los huéspedes "viven" la experiencia de ver una película de una forma completamente distinta porque, como en cualquier material audiovisual con estas características, las imágenes parecen acercarse a los espectadores, los aromas que se difunden en el ambiente reflejan lo que sucede en la película y el sonido los envuelve para crear una experiencia única.

Foco en lo sustentable

Costa Fascinosa es uno de los primeros barcos del mundo en ser equipados con energía marítima alternativa (AMP). Esto significa que la embarcación puede recibir alimentación eléctrica cuando están en la costa, lo que permite que los motores principales y auxiliares se apaguen cuando están atracados en los puertos.

Además, la embarcación tiene la capacidad para reprocesar aluminio, vidrio y otros productos de desecho, y está equipado con plantas de desalinización para producir agua potable. En este sentido, el agua caliente producida por los motores se recicla y luego se reutiliza para calentar las cabinas y las áreas comunes.

El navió Costa Smeralda, por su parte, será la primera en el mercado alimentada por gas natural licuado (GNL), que es el combustible fósil más limpio de mundo. Evita casi por completo las emisiones de óxido de azufre, reduce las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono, y evita los sistemas de propulsión diésel clásicos para que el barco pueda surcar el mar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.