El Sony Walkman cumplió 40 años

El primer Walkman, presentado en 1979
El primer Walkman, presentado en 1979 Fuente: Archivo
(0)
1 de julio de 2019  • 12:07

Fue en julio de 1979 cuando Sony presentó un dispositivo que cambió la forma de escuchar música: el walkman, un reproductor portátil de cassettes que se apoyaba en el uso de auriculares (es decir, un consumo íntimo) en detrimento de los parlantes. En sus primeros treinta años (y antes de dejarle lugar a los reproductores de MP3 y los celulares) llegó a vender 385 millones de dispositivos.

1. Nació para escuchar música clásica

Su diseño había comenzado un año antes, ante el pedido de Masaru Ibuka, uno de los directores de la compañía, con instrucciones muy precisas: crear un dispositivo portátil pequeño y de uso personal. El principal interesado era este ejecutivo, que quería escuchar música clásica durante sus viajes de negocio. El proyecto tomó impulso tras una sugerencia de Ibuka al entonces CEO de Sony, Akio Morita.

Akio Morita (izq.) y Masaru Ibuka (der.) crearon Sony y dieron vida, entre otras cosas, al Walkman. Aquí, en 1960
Akio Morita (izq.) y Masaru Ibuka (der.) crearon Sony y dieron vida, entre otras cosas, al Walkman. Aquí, en 1960 Fuente: Archivo

"Este equipo deberá satisfacer las necesidades del público joven para que puedan disfrutar de la música durante todo el día", dijo Morita en 1978 sobre las metas del proyecto, que estuvo listo para el verano siguiente. Una vez que el equipo estuvo listo, hubo dudas sobre el nombre comercial que debía llevar el TPS-L2, como se denominó internamente al reproductor portátil.

2. Estuvo a punto de tener un nombre confuso

La filial estadounidense de Sony propuso el Sony Disco Jogger, pero Morita lo rechazó, ya que el término Disco podía alejar a los usuarios adultos. Así nació el Walkman, mezclando palabras en inglés al estilo japonés. En sus primeros años el Walkman fue conocido en Estados Unidos como Soundabout, Stowaway en Reino Unido y Freestyle en Australia. Sin embargo, a medida que el éxito del equipo crecía, los usuarios anglosajones adoptaron el nombre de Walkman, y se transformó en un estándar, al punto de que entró al diccionario Oxford en 1986.

Una modelo muestra el TPS-L2, el primer Walkman de Sony
Una modelo muestra el TPS-L2, el primer Walkman de Sony Fuente: Archivo

3. Fue un hit por los auriculares

Un elemento clave en la popularidad del Walkman de Sony estuvo en la eliminación de los auriculares convencionales (similares a los que se usan hoy) por otros que una división de Sony había creado unos años antes, que pesaban apenas 50 gramos y usaban una pequeña vincha metálica para ubicarlos sobre las orejas.

Un aviso promocionando el lanzamiento del Sony Walkman con el logo original, que al año siguiente cambió al que luego mantuvo por décadas
Un aviso promocionando el lanzamiento del Sony Walkman con el logo original, que al año siguiente cambió al que luego mantuvo por décadas

4. Lo podían usar dos personas a la vez

El equipo no tenía radio FM, pero sí permitía usar dos auriculares al mismo tiempo, e incluía un micrófono para hablar y hacer que se escuchara en ambos auriculares por encima de la música.

Atrás, el Walkman, con el control de volumen para cada auricular; adelante, el Pressman, el grabador de periodista que Sony usó como base para el diseño del reproductor portátil
Atrás, el Walkman, con el control de volumen para cada auricular; adelante, el Pressman, el grabador de periodista que Sony usó como base para el diseño del reproductor portátil Crédito: Shutterstock

Previo a su salida a la venta, Sony fabricó 30 mil unidades, una cifra descomunal para la época. Para potenciar sus ventas, Sony contrató a jóvenes para que pasearan por el barrio Ginza, en Tokio, usando el Walkman y ofreciendo a los transeúntes usarlo por un rato.

5. Sterebelt, el precursor

El Walkman tiene un antecesor, el Stereobelt (algo así como cinturón estéreo) que creó Andreas Pavel, un aleman que vivía en Brasil, y que en 1972 le presentó su diseño a Grundig, Philips y Yamaha, entre otras compañías, sin éxito. Sin embargo patentó su diseño en 1977 (un año antes que Sony). En 2003, y después de años de litigio, Sony llegó a un acuerdo comercial con Pavel por los derechos del reproductor portátil de cassettes.

Atrás, el Walkman; adelante, el Pressman, el grabador de periodista que Sony usó como base para el diseño del reproductor portátil
Atrás, el Walkman; adelante, el Pressman, el grabador de periodista que Sony usó como base para el diseño del reproductor portátil Crédito: Shutterstock

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.