Suscriptor digital

La historia del correo electrónico

Lo creó Ray Tomlinson en 1971, pero no lo consideró un invento importante. Su gran difusión promueve servicios para chequear una cuenta POP desde cualquier navegador.
(0)
21 de agosto de 2000  

QWERTYUIOP. Ese fue el texto del primer mensaje de e-mail. Al menos, eso cree su inventor, Ray Tomlinson, aunque no está seguro. Estaba terminando 1971 cuando Tomlinson, un ingeniero de la firma Bolt Beranek y Newman, contratada por el gobierno de los Estados Unidos para construir la red Arpanet (la precursora de Internet), tuvo la idea de crear un sistema para enviar y recibir mensajes por la red.

Tomlinson había escrito un programa para que los desarrolladores de la Arpanet se dejaran mensajes en las computadoras que compartían (15 en toda la red nacional). Jugando con otro protocolo para transferir archivos entre las máquinas diseminadas por la red, notó que juntos podían usarse para acceder a todas las casillas de correo.

Allí eligió la arroba, que en inglés se lee at (en tal lugar), para especificar el destinatario del mensaje: Fulano en tal lugar . Acto seguido, se envió un mensaje a sí mismo y dio inicio a la era del e-mail.

Tomlinson, no cree que vaya a quedar registrado en la historia porque considera al e-mail como un paso previsible en la informática, no un invento genial.

Hoy, el e-mail es un estándar de comunicación, y las cuentas POP (que permiten pasar mensajes de un servidor a una computadora) lenguaje común. Con la difusión de Internet y las computadoras, la gente tiende a tener acceso a la Web desde cualquier lado, pero se choca con una limitación de estas cuentas: a diferencia del webmail, se necesita un programa preconfigurado y una línea de teléfono para acceder a ellas.

Si está fuera de su casa y quiere chequear su cuenta POP, no necesita configurar un soft o tener una cuenta de webmail desde la que puede buscar su correo POP. Hay sitios que permiten hacer esto desde el browser, ingresando la dirección de e-mail y la contraseña para acceder a ella, como ThatWeb ( http://www.thatweb.com , tiene una agenda de contactos y un mensajero instantáneo); WebMail ( http://www.webmail.com , hace una copia de respaldo de los mensajes); ReadMail ( http://www.readmail.com , lista los mensajes de la casilla en una sola pantalla); Mail2Web ( http://www.mail 2web.com , puede leer mensajes de la Usenet, y encriptar el e-mail en 128 bits), o MailStart ( http://www.mailstart. com, con acceso a un WebBox, donde puede tener una página Web y 20 MB de espacio para archivos).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?