Los dispositivos digitales de ayuda médica empiezan a consolidarse

En esta nota, tres ejemplos que anticipan una movida cada vez más fuerte
En esta nota, tres ejemplos que anticipan una movida cada vez más fuerte Crédito: GENTILEZA
Cintia Perazo
(0)
13 de julio de 2019  • 00:12

La tecnología desembarcó hace años en el área de salud y cada vez son más las especializaciones que se valen de ella para lograr mayor precisión a la hora de operar, tratar enfermedades o hacer el seguimiento en pacientes de riesgo. Pero los especialistas ya están adelantando que en el futuro veremos cada vez más dispositivos de monitoreo remoto, que llevarán los pacientes y que se comunicarán con los médicos automáticamente.

Ya se habla de asistencia remota, conexión con centros sanitarios, aprobaciones digitales, asistentes virtuales de salud y dispositivos conectados. Todos estos ingredientes formarán parte de la salud y los tratamientos médicos, en un futuro no tan lejano. "Para avanzar hacia un cuidado predictivo, preventivo, personalizado y participativo es esencial transformar la estructura aislada y mejorar la interacción con los pacientes, utilizando un enfoque de extremo a extremo", advierten desde la empresa francesa Atos, especializada en datos masivos (big data), nube y comunicaciones unificadas.

Frente a este contexto, les adelantamos tres dispositivos que prometen ayudar a muchas personas. Uno es un desarrollo que próximamente estará a la venta; el otro es un prototipo de dos estudiantes, y el último ya puede adquirirse en nuestro país.

Ayuda para cardíacos

Atos aprovecha las tecnologías disruptivas actuales para diseñar y operar plataformas digitales de atención médica. Entre las soluciones que ofrece para el área de salud recientemente presentaron el eHealth Digital Transformation. Este equipo -que por ahora no está disponible comercialmente- permite la administración estandarizada y segura de datos clínicos desde múltiples fuentes de manera simultánea. Esta información puede provenir de sistemas de salud o de sensores, en tiempo real.

A simple vista parece un reloj inteligente más, pero en realidad es un equipo de salud especialmente diseñado para personas que tienen problemas cardíacos. Les permite monitorear su ritmo cardíaco y hasta hacer un diagrama digital, una especie de electrocardiograma. Además, el paciente puede incluir alarmas para tomar medicación, y actúa como una asistente o enfermero virtual, que le pregunta qué comió, cuánto bebió, si tomó la medicación. También le brinda consejos de relajación, recomienda las actividades físicas que debe hacer según su afección y hasta incluye videojuegos para evaluarlo y tranquilizarlo. Lo importante, toda esta información puede compartirse con su cardiólogo, su psicólogo y los especialistas que lo están tratando, en tiempo real.

Para detectar autismo

Actualmente existen en nuestro país más de 40.0000 personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Interesadas por esta condición neurobiológica, Manuela Alanis y Micaela Puig, compañeras de la carrera de Bioingeniería en el ITBA, decidieron realizar un dispositivo de screening que, mediante mediciones de las pupilas, es capaz de generar una primera detección del TEA.

Aunque por ahora es un prototipo las dos estudiantes planean desarrollarlo comercialmente para poder ayudar a la detección temprana del TEA.

"Por medio de una cámara de video se realiza una captura del ojo del paciente, simultáneamente estimulado de forma lumínica con luces led y, a partir de esto, se procesan las imágenes registradas. Se obtienen distintos parámetros que, al ser contrastados con una base de datos, se pueden caracterizar adecuadamente para obtener una primera detección", explica Alanis.

Bajo el nombre DetecTEA, este dispositivo puede transformarse en un aliado importante para la prevención, ya que no existe en el mercado ninguno de estas características. "Queremos darle mayor robustez y próximamente empezaremos las pruebas en personas", dice Puig.

Este equipo ya alcanzó sus primeras repercusiones positivas. Las alumnas obtuvieron el primer puesto en #PotenciateTecnológico, el programa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que premia ideas innovadoras y colabora en la aceleración del emprendimiento, para que a futuro puedan producirlo y comercializarlo.

Lectura en tiempo real

Aunque parece ciencia ficción, es real. La compañía OrCam Technologies desarrolló OrCam MyEye 2.0, que permite oír lo que no se ve, a través de la lectura y el reconocimiento visual.

Además de leer un texto impreso y digital en voz alta desde cualquier superficie, este dispositivo reconoce caras, productos, billetes, señales con nombres de calles, colores, y códigos de barras, en tiempo real.

OrCam MyEye hace reconocimiento óptico de caracteres, rostros y billetes en tiempo real
OrCam MyEye hace reconocimiento óptico de caracteres, rostros y billetes en tiempo real Crédito: GENTILEZA

Este wearable, desarrollado para personas con cualquier patología de baja visión o ceguera, usa Inteligencia Artificial, es inalámbrico, liviano (pesa 22,5 gramos) y tiene el tamaño de un dedo. ¿Cómo funciona?

Se coloca magnéticamente en el armazón de los anteojos, la cámara se activará cuando el usuario apunte con su dedo lo que quiere leer o lo siga con su mirada. El OrCam MyEye sacará una foto y luego de pocos segundos comenzará a leer en voz alta.

Gracias al reconocimiento facial este equipo indicará, también, qué persona se encuentra frente al usuario. Para hacerlo sólo es necesario apretar por unos segundos el dispositivo. Si la persona enfrente fue previamente registrada dirá su nombre.

A diferencia de los dos equipos anteriores, este ya se vende en nuestro país a través del distribuidor TecnoAyudas, por 4950 dólares más IVA.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.