Crowdsourcing, otra forma de tercerizar un trabajo en Internet

Rachel Emma Silverman
(0)
26 de enero de 2012  

El año pasado, el proveedor de acceso a Internet AOL Inc. trató de determinar si estaba usando su videoteca del modo más eficiente. La tarea requería un inventario para saber cuáles de las páginas que publica al día contienen videos.

Daniel Maloney, el ejecutivo de AOL a cargo del proyecto, consideró la creación de un software que detectara videos, pero concluyó que ello llevaría demasiado tiempo y no cumpliría con el plazo del proyecto.

También pensó en contratar trabajadores temporales pero se dio cuenta de que eso también dilataría la tarea. Así que optó por una alternativa que está ganando adeptos entre las grandes empresas: el crowdsourcing, una especie de tercerización masiva.

Se trata de proyectos que habitualmente se dividen en tareas pequeñas que son publicitadas en un sitio web y asignadas al que éste interesado en realizarlas. Muchas empresas que han recurrido al crowdsourcing pagan centavos por microtareas para completar proyectos como verificar datos, digitalizar formularios escritos a mano e ingresar información a una base de datos. Decenas de servicios, como Mechanical Turk y CrowdFlower, de Amazon.com, han surgido en los últimos años para ayudar a las empresas a llevar a cabo estas tareas a muy bajos costos.

Los ingresos de las empresas orientadas al crowdsourcing crecieron 74% entre 2010 y 2011, según datos recopilados por la firma de mercado Crowdsourcing.org. Las empresas que han utilizado estos servicios señalan que son más baratos y veloces que contratar empleados temporales o recurrir a firmas tradicionales de tercerización. Este tipo de trabajo puede costar hasta la mitad de una tercerización convencional, indica Panagiotis Ipeirotis, profesor asociado de la Universidad de Nueva York.

Algunas microtareas pueden demorar unos pocos segundos y costar algunos centavos de dólar. Otras tareas más complejas que involucran la redacción o transcripción de textos pueden pagar en Estados Unidos entre US$10 o US$20 por trabajo. Labores más especializadas como escribir código, por ejemplo, son mejor remuneradas.

Para su proyecto de video, AOL acudió a Mechanical Turk, que cuenta con cerca de 500.000 trabajadores inscritos provenientes de 190 países. Amazon dice que empresas como Microsoft Corp. y LinkedIn Corp. han usado sus servicios, por los cuales Amazon cobra a los clientes 10% de la mano de obra.

AOL le preguntó a los empleados que participaron en la iniciativa de crowdsourcing que identificaran las páginas que contenían videos y determinaran su fuente y ubicación en la página.

Al cabo de una semana, la iniciativa ya estaba en marcha y se completó en un par de meses, cuenta Maloney, un plazo mucho menor de lo que hubiera demorado la compañía en contratar empleados temporales o crear un programa de software específico.

AOL no quiso revelar cuánto invirtió, pero Maloney dice que todo el proyecto costó lo mismo que lo que hubieran pagado a dos empleados temporales durante el mismo lapso de tiempo.

La práctica del crowdsourcing, no obstante, genera algunas preocupaciones.

Un estudio realizado en 2010 por Ipeirotis, el catedrático de NYU, halló que 40% de las solicitudes de microtareas que apareció en Mechanical Turk durante un período de dos meses correspondió a la elaboración de correo basura. Amazon cuestiona los resultados de la investigación y asegura contar con severas medidas para prevenir el correo basura.

Ipeirotis reconoce que desde que salió el estudio, Amazon ha mejorado la supervisión de Mechanical Turk para impedir el spam.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.