Qué es lo que ven tus ojos

Guillermo Tomoyose
(0)
27 de octubre de 2019  

En su momento, el uso cotidiano de las pantallas pasaba por los monitores de las computadoras de escritorio. Algunos recordarán los filtros utilizados para reducir el cansancio de la vista. Con el paso de los años, los celulares ocuparon nuestra atención con modelos de smartphones cada vez más grandes. Y cada vez más demandantes.

Ante las crecientes críticas sobre el tiempo de uso de los smartphones, tanto Apple como Google desarrollaron herramientas como Screen Time y Bienestar Digital, que registran la cantidad de veces que llevamos la mirada a la pantalla por algún motivo. Para mirar la hora, entrar a Instagram o solo para calmar la ansiedad por ver un mensaje irrelevante en WhatsApp.

Algunos utilizan el smartphone unas cuatro horas diarias, otros seis o más. Sería poco práctico utilizar un filtro de pantalla para cuidar nuestros irritados ojos, aunque eso no impide que muchos le pongan un film protector para que no se rompa el vidrio del display. Más simple, los fabricantes comenzaron a ofrecer un reductor de luz azul en smartphones y tabletas, el principal responsable de alterar el sueño en las horas de descanso. En los dispositivos iPhone y iPad de Apple se puede utilizar el modo Night Shift, que cambia los colores de la pantalla al extremo más cálido del espectro, mientras que varios modelos de Android también ofrecen una función similar para que se pueda utilizar estos equipos durante la noche. Más allá de este ajuste, vale recordar que siempre es recomendable dejar de lado la pantalla de los celulares y las tabletas a la hora de dormir.

A todo esto, tanto iOS 13 como Android 10, las últimas versiones de los sistemas operativos de Apple y Google, ahora ofrecen el modo oscuro, una opción que permite oscurecer el aspecto del sistema y las aplicaciones para descansar la vista durante el uso cotidiano.

Por el mismo camino van el navegador Chrome, Google Maps, YouTube e Instagram, y WhatsApp ya prepara una versión para ponerse a tono con la oscuridad en la pantalla del smartphone.

Sin bordes, con colores más vivos y una mejor resolución, las pantallas de los modelos más sofisticados también se pueden volver a configurar en escala de grises.

¿Quién desearía volver a la época de los televisores en blanco y negro? Aunque parezca extraño, esta configuración extrema te puede ayudar si estás demasiado atento a la pantalla del celular para evitar los constantes estímulos visuales que nos envían las aplicaciones móviles, con números de mensajes no leídos, las solicitudes de amistad sin responder y el buzón de correo electrónico que no deja de recibir la correspondencia digital.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.