Sonora, la tienda de música según Movistar

Es un servicio de streaming con un abono mensual que, además, ofrece la descarga de 10 canciones en MP3 por mes
Ricardo Sametband
(0)
17 de agosto de 2012  

Estuve probando por estos días el servicio Sonora, que Movistar presentó en la Argentina en mayo último. Es un servicio de streaming y descarga de de música, pero con un aditamento: el pago del abono mensual también otorga canciones gratis en formato MP3.

Sonora apunta a ser lo mejor de dos mundos: una radio ilimitada, de descubrimiento de música (al estilo de Pandora, Spotify o Last.fm) y que permite descargar canciones -también sin límite- al teléfono, para reproducirlas únicamente en la aplicación provista por Movistar, limitada por ahora a equipos con Android o iOS (iPhone). Y al mismo tiempo premia al usuario con diez canciones a su elección para descargar, pero que esta vez están en formato MP3. Es decir, no tienen control de copia alguno.

Es un servicio muy interesante, porque todo el combinado de opciones tiene un precio total de 35 pesos mensuales (o va incluido en un abono de 129 pesos). Si uno quisiera comprar esas diez canciones en cualquier tienda de música pagaria eso o más; ni hablar de si quisiera comprar un CD.

Por supuesto, el atractivo de un servicio como Sonora depende de dos condiciones: ser amante de la música y estar dispuesto a pagar por su versión digital. Esto último es el mayor desafío de Movistar en el país; la discusión sobre el pago por la música o su descarga indiscriminada sin autorización excede, no obstante, estas líneas.

Pero el precio me parece accesible, sobre todo si va incluido en el abono de 129 pesos, que ofrece 200 pesos de crédito y 100 MB de datos (el streaming de Sonora y la descarga de canciones no se calculan dentro de esos 100 MB).

La aplicación para el teléfono está bien pensada, y es sencilla de usar. Permite acceder a las radios prediseñadas o buscar canciones; marcarlas como favoritas; descargarlas para tenerlas sin conexión en el teléfono; desactivar la conexión a Internet del reproductor para reducir el consumo de datos; bajar la calidad del streaming para darle un respiro en una zona con 2G.

El streaming es el más problemático si uno anda moviéndose por la ciudad, con pozos de mala conexión que a veces hacen que se interrumpa la reproducción del audio. En general funciona, pero estos cortes suceden (al menos en el centro porteño). La descarga previa de música -preferentemente, desde una conexión Wi-Fi- parece ser la alternativa óptima, aunque lenta, para poblar la discoteca de la aplicación.

El otro problema de las radios es que quien las creó tiene una visión bastante particular de los géneros musicales, y a veces hay incluidos temas que están fuera de lugar.

Sonora tiene una oferta de 2 millones de canciones, es decir, no está todo. Otros servicios similares suelen ofrecer más contenido. Esto no le quita mérito, pero es una limitación que debe tenerse en cuenta: al usuario no le interesan las exclusivas y los acuerdos de licenciamiento con una u otra discográfica, pero chocará con ellos inevitablemente.

Así y todo, este servicio, que también tiene una versión Web y una aplicación para la tableta Playbook de RIM, funciona razonablemente bien. Sobre todo, para el descubrimiento de música, siempre que se tengan en cuenta sus limitaciones. Y la posibilidad de tener al final del mes música propia, obtenida legalmente pero que no tenga restricciones de reproducción, y que no dependa de la continuidad del servicio para ser disfrutada, es una opción interesante.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.