Un e-reader que convierte textos digitales a braille

Lo desarrolló un emprendimiento español, pero ya puede conseguirse en nuestro país; es compatible con varios idiomas
Lo desarrolló un emprendimiento español, pero ya puede conseguirse en nuestro país; es compatible con varios idiomas Crédito: GENTILEZA
Cintia Perazo
(0)
26 de enero de 2019  • 00:05

Hace tres años, Carlos Madolell, un ingeniero electrónico español de 32 años, viajaba en colectivo. Como siempre, sacó su e-reader y se puso a leer. Junto a él se sentó una persona ciega. En ese momento Carlos comenzó a pensar en una solución. Luego, Madolell se asoció con Eric Sicart y Luis Peris y crearon BraiBook.

Es que un libro en braille pesa cerca de siete kilos más que un libro común. Por ejemplo, el último libro de Harry Potter equivale a diez tomos en braille. A este inconveniente se suma que las personas ciegas no tienen acceso a gran cantidad de contenido literario, ya que menos del 5% de los libros se traducen a braille, y lo que se traduce puede llegar a tardar hasta un año en estar disponible en los escaparates de las librerías. Como si todo esto no fuera suficiente, otra gran barrera son los altos costos que suelen tener dispositivos de lectura especiales para no videntes. "BraiBook viene a romper todas las barreras porque cualquier archivo que esté en formato digital lo traduce a braille, al instante", explica Federico Anapios, responsable comercial de BraiBook en la Argentina.

BraiBook se asemeja bastante a un mouse, pero tiene una celda con un sistema de pistones de seis y ocho puntos que va representando uno por uno los caracteres de lectura. Los caracteres se desplazan automáticamente a través de la celda del dispositivo. De esta manera, el dedo del usuario debe quedar inmóvil sobre esta celda, ya que los signos son los que suben y bajan sobre el dedo. Es capaz de convertir cualquier documento en PDF, ePub o TXT al braille.

Los documentos se pueden enviar a través de Bluetooth o insertando un pendrive en el puerto USB. Luego solo hay que copiar y pegar los documentos a la memoria del dispositivo. Tiene una capacidad de 8 GB, por lo que puede guardar miles de libros digitales.

"Cuenta con una correa que lo protege de posibles caídas y una alarma para poder encontrarlo fácilmente", detalla Anapios.

Este e-reader incluye una herramienta de aprendizaje del braille, con la posibilidad de poder activar el audio. Por otro lado, no hace falta que el documento esté en español, porque puede convertir textos en inglés, francés, italiano, chino o ruso. Y cuenta con una autonomía de cinco horas, aproximadamente.

¿Cómo y dónde conseguirlo? Este equipo se puede adquirir en www.braibook.com y en tiendas especializadas de tiflotecnología (tecnología para personas con discapacidad visual). BraiBook tiene un precio de 395 euros en todo el mundo, que equivalen a 17.000 pesos argentinos, aproximadamente.

Aunque la empresa tiene su sede principal en Barcelona, recientemente Federico Anapios fue incorporado como su representante oficial en la Argentina.

Desde Braibook comentan que los compradores tienen 30 días para poder probarlo y dos años de garantía, y ni la atención al cliente ni las actualizaciones del software tienen costo adicional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.