Una mudanza que no puede hacerse esperar

Ariel Torres
(0)
16 de junio de 2012  

El año último los principales actores de la red de redes probaron durante 24 horas la nueva versión del protocolo de Internet o IP, la 6, mejor conocida como IPv6 o, entre los técnicos, v6 a secas. Los resultados fueron, previsiblemente, desiguales y los reflejé en esta columna .

Pero ésa había sido una prueba. Ahora, y desde el 6 de este mes , la migración a IPv6 se ha vuelto definitiva. La mudanza es tan inmensa que pasarán años antes de que seamos conscientes de su importancia y escala. Para entonces, muchos países podrían encontrarse en un estado de atraso muy grave.

Así que estuve preguntando. ¿Cuál es el estado de la Argentina respecto de IPv6? ¿Qué significa esta migración, para el resto de nosotros? ¿Qué consecuencias a futuro podría acarrear el no tomarse en serio esta migración? ¿Qué están haciendo los proveedores de conexión, es decir, las telefónicas? ¿Cuáles son los cuellos de botella?

Sin IPv6 habrá más brecha digital

Primero hablé con mi amigo Jorge Amodio, el hombre que estableció la primera conexión argentina con Internet el 17 de mayo de 1990, actuando en la cancillería argentina como consultor del programa de Naciones Unidas en el area técnica de informática. Hoy vive en los Estados Unidos y es una de las personas que más respeto en estos temas. No sólo sabe de verdad, sino que además no tiene relación con ningún sector de la industria, por lo que sus diagnósticos, a veces crudos, resultan notablemente objetivos. ¿Qué me dijo?

–IPv6 no es una cosa de emergencia. Internet no se acaba, no se apaga, etcétera, si no se lo implementa ahora. El tema es que la transición para los proveedores de servicio no es trivial, y tarde o temprano se van a acabar realmente las direcciones disponibles.

"Hasta ahora los que se acabaron fueron los bloques de IPv4 que IANA tenía disponibles para asignar a cada RIR (Regional Internet Registries). Ahora cada RIR tiene un cuadro distinto del inventario disponible para asignar en la región. Algunos andan más cortos que otros. La cuestión es que, aun así, tarde o temprano se tiene que migrar a IPv6, porque en un futuro no demasiado lejano algunos nuevos servicios podrían ni estar disponibles para IPv4, sobre todo en lo que se refiere a computación móvil y para conectar cosas .

"Desde el punto de vista estratégico y académico, el no avanzar con IPv6 agranda la brecha digital, porque no permite que quienes tienen la posibilidad de aprender, experimentar y desarrollar lo puedan hacer. Vi eso desde adentro por la compañía donde trabajaba; para Japón IPv6 es algo estratégico. Como perdieron el tren con Estados Unidos y Europa en el desarrollo de Internet, Japón es de los países más activos desde el inicio con el despliegue de IPv6, sobre todo en computación móvil.

"Así que la cuestión de implementar IPv6 tiene varias facetas. Para los proveedores es un dolor de cabeza, porque todos los módem y routers que hay instalados y mucho del equipo de cabecera para proveer servicio no tiene o tiene un muy limitado soporte para IPv6. La percepción es que IPv6 no provee un plan de negocios que justifique la inversión que representa actualizar toda esa infraestructura. Todavía no hay ningún servicio que realmente sea la killer app donde si no tenés IPv6, perdiste. Pero así como antes no existían Skype y Facebook, pueden surgir uno o más servicios que sólo se puedan implementar con IPv6, una de cuyas ventajas es que volvemos al paradigma de conexión end-to-end, o sea, que cada dispositivo va a tener una dirección única global no compartida.

–¿Ya hay algo que sea sólo sobre IPv6?

–Para redes de sensores se está desarrollando algo que se llama 6LoWPAN , por IPv6 over Low power Wireless Personal Area Networks . De movida el desarrollo de esa infraestructura ya no contempla para nada IPv4. Claro que van a existir gateways por largo rato, pero el desarrollo de ciertas cosas sólo se está dando en el ámbito de IPv6.

"Con los tiempos que se manejan hoy y teniendo en cuenta lo descomunal que es la Red, no les va a dar a los proveedores el tiempo para implementar IPv6 de repente, cuando aparezcan servicios sólo para IPv6. O sea, que seguramente más de uno se va a quedar atrás, y no me extrañaría que Argentina esté entre esos países.

–¿Por qué decís que la Argentina podría quedar entre los países que se queden atrás en esta migración?

–Bueno, primero, el planteo no es en condicional. La Argentina ya está entre los países que se están quedando atrás. Para empezar, con servicios de infraestructura como el DNS, no hay un sólo servidor de .ar que tenga direcciones de IPv6, salvo tal vez un secundario en Europa. Segundo, el NIC.ar no tiene IPv6 o cualquier otro sitio público que preste servicios por parte del gobierno nacional, provincial o de lo que sea. Y ningún servicio privado, como los bancos, lo ofrece realmente.

"La otra cosa es que sin una infraestructura decente de IPv6 tanto en el sector comercial como el académico te deja afuera de la posibilidad de participar en el desarrollo de productos y servicios relacionados, y es ahí donde más se acentúa la brecha digital. En mi opinión ya estamos atrasados con IPv4, y no implementar IPv6 nos dejaría más atrás todavía. Por eso algunos países de Europa y Asia se están subiendo a IPv6 como caballito para innovación y desarrollo.

–¿También estamos atrasados en IPv4?

–¿Cuántos productos y servicios made in Argentina conocés con IPv4?

Me quedó claro.

Desde la ISOC

También hablé con Sebastián Bellagamba, director de la oficina regional para América latina y el Caribe de la Internet Society , otra fuente seria y responsable en estos asuntos; sobre la ISOC recae, a fin de cuentas, gran parte de la responsabilidad del despliegue de IPv6. Pavada de tarea.

Le pregunté si los usuarios de Internet vamos a notar algo a causa de la migración al nuevo protocolo.

–Esta es una implementación que debería ser transparente, es decir que no deberíamos notar mucho, más bien nada. De hecho, se viene trabajando hace años para que así sea, por ejemplo, en el nivel del sistema operativo de las computadoras personales que ya soportan IPv6 desde hace mucho, y en la mayoría de los casos estén preparados para preferir una conexión IPv6 sobre una IPv4.

–¿En qué situación se encuentran la Argentina y la región frente a este cambio?

–Argentina está en una muy buena situación, sobre todo desde el punto de vista de la cantidad de actores que ya cuentan con direcciones IPv6, no tanto respecto de aquellos que ya las han implementado (por ejemplo, hay muchas más asignaciones de bloques IPv6 que las que aparecen publicados ya en la tabla de ruteo). En la región, Brasil es, sin dudas, quien está más avanzado, seguido por México, que tiene la particularidad que los dos operadores dominantes ya tienen implementado IPv6.

–Tenés una mirada bastante optimista, ¿por qué?

–En realidad, tengo una mirada optimista respecto de IPv6 en general, pero debe ser un defecto profesional. Administré proveedores de Internet en el pasado, y el tema es que todavía no les aprietan los zapatos lo suficiente. No hay un incremento de ingresos asociado a IPv6, nadie paga un premium por servicios v6. Entonces, el CTO ( Chief Technology Officer ), entre gastar el presupuesto en desplegar v6 o implementar algo que se vende mañana, no tiene opción.

"Pero en el caso de la Argentina, por la gran demanda de bloques, ves que los responsables se dan cuenta de que un día se van a despertar y van tener que implementar v6 de un día para el otro, porque, si no, se los come la competencia. En ese sentido, los veo más preparados. Distinto es el caso de los ISP que no tienen siquiera asignados bloques v6.

"De todos modos, para mí, el gran cuello de botella está en los equipos instalados en las casas de los clientes (ver más abajo). ¿Vos te imaginás a un proveedor de Internet saliendo a reemplazar más de un millón de módems ADSL? ¿Mandando un técnico casa por casa?

–¿Por qué pasamos de IPv4 a IPv6, técnicamente?

–Desde un punto de vista netamente operativo, la gran ventaja de IPv6 está en la cantidad de direcciones soporta. Mientras IPv4 es un protocolo de 32 bits (esto significa que permite unas 4200 millones de direcciones únicas), IPv6 es de 128 bits, lo que hace que permita alrededor de 340 sextillones de direcciones. Los recursos IPv4 están agotándose en este momento, por lo que implementar IPv6 es el único camino para que Internet siga creciendo en cantidad de usuarios y aparatos conectados.

Nota: los sextillones no nos dicen mucho como magnitud. Para darse una idea del avance que hay entre IPv4 e IPv6, con éste podría asignarse, grosso modo, 1500 direcciones IP fijas por cada metro cuadrado de toda la superficie terrestre. No es la idea, por cierto, pero la imagen es más clara que un número seguido de 36 ceros. Por ejemplo, en una casa de 100 metros cuadrados podrías tener 150.000 computadoras, celulares, consolas de juego, tablets y otros dispositivos, cada una con su propio IP.

–¿Cuál es el servicio menos preparado para IPv6? La prueba del 8/6/2011 mostró que era el e-mail.

–Todavía se siguen analizando los números, pero más allá de los servicios, se está detectando, como te decía antes, un cuello de botella para la implementación de IPv6 en el aparato que está instalado del lado del cliente (generalmente un módem ADSL o un cablemódem; se los llama CPE, por Customer Premises Equipment ). En general, pocos CPE instalados hoy soportan IPv6, y el recambio de estos equipos se dará paulatinamente, por estar más descentralizados que los propios servidores y ruteadores de los proveedores de Internet.

Así que también les pregunté a los tres principales proveedores de Internet cómo andamos por casa. Lo que me dijeron, en pocas palabras, es que no, todavía no hay IPv6 implementado en la Argentina en el nivel del usuario final. Las respuestas que oficialmente me transmitieron por mail, a continuación.

Cablevisión/Fibertel: "La compañía realizará una migración IPv6 en un ambiente acotado de la red para la participación mediante una prueba entre colaboradores de la compañía durante el primer semestre de 2012. Durante el segundo semestre de 2012, la empresa trabajará en la homologación, configuración y diseño de esta migración para su despliegue en producción. Asimismo, se encarará el análisis, homologación, diseño e implementación de la plataforma que realice la traducción de IPv6 a IPv4 en nuestro Backbone IP para mediados de 2013. En este proceso, trabajaremos en una prueba en campo con clientes para testear el nuevo protocolo en el nivel masivo. Nuestro objetivo para fines de 2013: asignar únicamente IPv6 a los clientes nuevos y traducir a IPv4 mediante la plataforma instalada en 2012."

Telecom Argentina/Arnet: "La compañía está acompañando el despliegue de IPv6 en el país a medida que el mercado lo requiere, haciendo pruebas, verificando la arquitectura y participando de los grupos de trabajo y estándares del mercado.

"La red IP de Telecom soporta IPv6 e IPv4 (modalidad conocida como dual stack ) en todos sus equipos del backbone IP, pudiendo ofrecer servicios a clientes corporativos y peerings en este protocolo.

"El reemplazo de IPv4 por IPv6 será un proceso gradual durante varios años, por lo que ambos planos de direccionamiento coexistirán durante un tiempo. Este cambio será transparente para los clientes y no impactará en los servicios que brinda Telecom."

Telefónica: "La migración a IPv6 se está realizando en etapas. El año último se hizo una prueba mundial de 24 horas en la que participaron dominios de Telefónica corporativos. Este año, a partir del 6 de junio, en la Argentina se comenzó a realizar en el nivel corporativo, acordándolo con el cliente o en servicios nuevos que se requieran. En lo que a clientes residenciales se refiere se comenzará este año y el despliegue se irá extendiendo progresivamente alcanzando el mayor ritmo de migración en 2013."

En total

Así que estamos detrás de Brasil y México y los proveedores de Internet tienen por delante desde la implementación de IPv6 en sus backbones, en algunos casos, hasta cambiar los equipos hogareños, en todos los casos. Por lo tanto, el diagnóstico final es que falta al menos un año para que podamos empezar a hablar del nuevo protocolo de Internet en la Argentina.

Cito palabras de Amodio: esto no es urgente, no es prioridad ahora mismo, pero cuanto antes estemos listos, mejor.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.