Diez libros para salir de viaje con la imaginación

Crédito: SHUTTERSTOCK
Pierre Dumas
(0)
6 de abril de 2020  • 09:57

Mientras el turismo está paralizado y los viajeros en cuarentena, algunas propuestas para leer y salir de viaje con la imaginación.

1 El turista desnudo

Lawrence Osborne (Gatopardo)

"Visité cientos de páginas web -agencias de viajes, folletos oficiales, informes, relatos de viajeros- pero el problema del viajero actual es que no le quedan destinos. El mundo entero es una instalación turística y el sabor a simulacro se instala en la boca. Busqué por todas partes, pero ningún lugar satisfacía mi necesidad de salir del mundo". Así empieza este relato del novelista y periodista inglés que buscaba alejarse de la civilización a pesar de saber que por muy lejos que uno vaya siempre habrá un tour operador esperándolo, y que "hoy en día la principal ocupación de cientos de millones de seres humanos consiste sencillamente en entretener a otros cientos de millones de seres humanos". Finalmente su derrotero lo llevará por Dubai, las islas Andamán, las Maldivas, Tailandia y otros destinos que Lawrence encara con reflexión, humor y ojo crítico, como punto de partida para concluir que el viaje es "un concepto obsoleto, pues ya nadie viaja en el sentido de trasladarse a culturas desconocidas. El viaje se ha visto reemplazado de forma apabullante para el turismo".

2 Ruta 40. Cinco mil doscientos kilómetros desde la Patagonia hasta el Norte argentino

Sonia Renison (Planeta)

"Recorrimos todo en poco más de un mes. Aún atesoro las once mil fotografías y los treinta y ocho cuadernos que trajimos con datos, impresiones y entrevistas", evoca la autora del libro sobre su periplo junto Alejandro Guyot, el fotógrafo que trazó las imágenes de este extenso viaje. Sonia Renison tiene larga trayectoria periodística y dicta en la UNLP un seminario sobre la Ruta 40, que además de ser la ruta más emblemática de la Argentina es un mundo en sí mismo: sus kilómetros enlazan diferentes climas, paisajes y una multitud de culturas y formas diversas de ser argentino. Impactantes imágenes van acompañadas de epígrafes esenciales que captan el alma de lugares como los valles glaciarios del sur, las estancias patagónicas, los antiguos rieles en desuso, la fauna que se atraviesa en el camino, las manos pintadas de los pobladores nativos, los cerros perfilados en el horizonte, las caprichosas formaciones rocosas. En síntesis, "cinco mil kilómetros para ver y otros tantos por contar".

3 Viaje al país de los blancos

Umar Ousman (Plaza & Janés)

No todos los viajes son por turismo, y sin duda si todos cambian la vida pocos lo hacen a tal extremo: esta es la autobiografía de un joven ghanés cuyo dramático periplo lo inspiró para trabajar en pos de la educación y el alivio de las masivas migraciones que son una tragedia de nuestro tiempo. "Mi nombre es Ousman Umar. Sé que nací un martes, no sé de qué mes ni de qué año porque en mi tribu eso no importaba. Crecí en la sabana africana. Caminaba siete kilómetros para ir a la escuela. Mi vida era feliz y sencilla, hasta que un día, entre juegos, vi un avión volar. Desde ese momento quise ser piloto, ingeniero, todo menos negro. La curiosidad por conocer el mundo me empujó a hacer un viaje sin retorno hacia el País de los Blancos". Así se presenta esta travesía del Sahara a Barcelona, incluyendo el cruce del Mediterráneo en una embarcación precaria, que revela un esencial y dramático concepto de viaje en el siglo XXI.

4 Misteriosa Argentina 2.

Diario de viaje, por Mario Markic (El Ateneo)

¿Cómo nació la leyenda de Nahuelito, el monstruo del Nahuel Huapi? ¿De dónde vienen las misteriosas luces del cerro Uritorco, en la provincia de Córdoba, matizado de leyendas extraterrestres? ¿Cómo surgió Moisés Ville, la "Jerusalén argentina"? Todos estos enigmas argentinos son parte del recorrido de Mario Markic, periodista y narrador de larga trayectoria televisiva, en la segunda parte de sus crónicas sobre lugares poco conocidos de nuestro país, donde han surgido toda clase de curiosas historias: desde las más inverosímiles hasta las totalmente auténticas, como la del doctor René Favaloro cuando era un médico rural de La Pampa, la "fiebre del oro" en la provincia de San Luis o el lujoso palacio que levantara Justo José de Urquiza en los campos de Entre Ríos. No es todo: aquí también figuran la historia de las mujeres de Goya, en Corrientes; los crímenes de Mateo Banks en Azul; el paso del Che Guevara por la Patagonia o la épica travesía de los caballos criollos Mancha y Gato hasta Nueva York. Un volumen para viajar por la Argentina en la distancia y en el tiempo, repleto de anécdotas y personajes curiosos que hicieron la pequeña y la gran historia.

5 Desconocida Buenos Aires. Historias de Frontera

Leandro Vesco (El Ateneo)

A medio camino entre la guía de viajes y la crónica, los pueblos bonaerenses recobran vida en la pluma de este periodista y escritor que creó el Proyecto Pulperías para rescatar la historia de los almacenes de campo de la provincia de Buenos Aires y, paso a paso, fue reconstruyendo la vida de ignotos pueblos a través de sus anécdotas y personajes. No falta nada del extenso territorio bonaerense en sus diversas secciones: Historias en lo profundo del mapa; Aldeas marítimas; La huella de la cocina criolla, Los pueblos que se quedaron solos; La ruta de los últimos almacenes y pulperías; Pueblos con las tranqueras abiertas. Así se puede trabar conocimiento con Don Pedro, el último repartidor de leche en carreta, o Nélido Merigge, el hombre más feliz de la Argentina; se puede descubrir a Raúl Aro, el alma de la pulpería Isla Soledad, o a Pablo Novak, el último residente de la inundada Villa Epecuén. Son solo algunas de las muchas historias que desde las páginas del libro invitan a descubrir una provincia tan grande como poco conocida, entre caseríos, pueblos y ciudades que de algún modo se las arreglan para sobrevivir en las inmensas llanuras de su extenso territorio.

6 Aguafuertes cariocas

Roberto Arlt (Adriana Hidalgo)

"Un semicírculo de montañas, que parecen espectrales, livianas como aluminio azul, crestadas delicadamente por un bordado verde. El agua ondula aceitosidades de color sauce; en otras, junto a los peñascos rosas, tiene reflejos de vino aguado. Algunas nubes como velos de color naranja envuelven una sierra jorobada: el Corcovado. Y más lejos, cúpulas de porcelana celeste, dados rojos, cubos blancos: ¡Río de Janeiro! Una calle fría y larga al pie de la montaña: el paseo de Beira Mar". Así describió Roberto Arlt, en 1930, sus primeras impresiones de Río de Janeiro, ciudad sobre la cual escribió una serie de crónicas que fueron también sus primeras crónicas de viaje fuera de la Argentina. Ya consagrado periodista y escritor, con El juguete rabioso y Los siete locos en su haber, Arlt elabora un agudo análisis, no exento de crítica ni de humor, en cada una de las notas donde se refiere tanto a las costumbres cariocas como al idioma portugués. Porteño apasionado, no evitará las comparaciones entre Buenos Aires y Río de Janeiro, que era por entonces la capital de Brasil pero también una ciudad más bien provinciana y tranquila. Al final, describirá su regreso a Buenos Aires a lo largo de ¡17 horas! en hidroavión.

7 Verás cosas extraordinarias

Carolina Reymúndez (Periplo)

Todos los sentidos se ponen en juego en esta serie de relatos de viajes que se unen a las recetas de cocina gracias a la pluma de Carolina Reymúndez -periodista especializada en viajes- y Florencia Cillo -gestora y curadora de arte, además de propietaria de su estudio/restó- con dibujos del ilustrador Marcos Farina. Página tras página se puede viajar de San Blas (Panamá) a Santiago del Estero, del Central Park neoyorquino al Transiberiano en Rusia, de Nueva Delhi al Mediterráneo, de París a Dubai y de Marruecos a Siracusa, entre muchos otros lugares donde se teje una atrapante trama de personajes, historias y lugares. Cada uno de los relatos cuenta lo extraordinario en lo ordinario y lo ordinario en lo extraordinario: desde aquel vendedor del mercado de Dakar cuyo problema es que "todos vendemos y no hay nadie que compre" hasta el insólito zoo de la finca de Pablo Escobar. Igualmente tentadoras son las recetas: copa de camarones, puchero, ensalada coleslaw, pakoras de acelga, baozi, pico de gallo con fruta, pickles de remolacha, sopa de maní. y la lista sigue dando la vuelta a los mapas y los sabores del mundo.

8 Antártida negra

Adriana Lestido (Tusquets)

El viaje de la fotógrafa argentina Adriana Lestido debía ser rumbo al continente blanco: sin embargo, terminó en una isla volcánica de paisaje negro y grisáceo. Un rumbo inesperado que se convirtió en el otro viaje relatado en este diario: un camino interior que había comenzado a gestarse en 2011 con los primeros proyectos de "volver a soñar. Escuchar el viento. Ir al blanco". Por entonces, Lestido se preparaba para su periplo con exámenes físicos y hasta estudiando la política antártica. También preparaba sus cámaras y sus preguntas: "¿Qué me espera? ¿Qué me va a enseñar el blanco? ¿Podré volver a amar de verdad y ser amada?". Su viaje comenzó en Buenos Aires, siguió en Río Gallegos y finalmente terminó -barco ruso mediante- en la Isla Decepción, que "hace honor a su nombre: una desilusión. La fantasía del blanco, el continente blanco, será para otro viaje". Porque Decepción "es el lugar menos blanco de la Antártida: es negra", reflexiona la fotógrafa, admitiendo que "igual tiene lo suyo, es extraña. ¡Fuego bajo el hielo!". Su estadía en la Antártida tomó rumbos inesperados y su diario también, un bello retrato en palabras de ese mundo "bello y fantasmal", pero inesperado, que fue la Antártida negra.

9 Atlas de islas remotas

Judith Schalansky (Capitán Swing/Nordica)

Lejos de todo y de todos: así están las 50 islas de este libro, que Schalansky describe detalladamente para que el lector sepa si están habitadas, cuál es su historia, a qué distancia están del continente. Incluye mapas para despertar más curiosidad todavía sobre estos lugares del mundo que todavía prometen un espacio virginal e inspiran a la aventura. El libro está compuesto por 50 textos breves que se basan en hechos históricos e informes científicos: no hay que esperar impresiones personales, ya que la autora reconoce que no ha estado en muchos de estos lugares, pero sí un tono que inspira a la exploración literaria y la imaginación.

10 Noticias del paraíso

David Lodge (Anagrama)

¿Quién no ha soñado con conocer Hawai y sus playas dignas de una postal de exuberancia tropical? Bernard Walsh, el protagonista de esta novela (cuarentón, excura católico y célibe para más datos), era probablemente uno de ellos. Hasta que un día su padre, Jack, recibe una carta de su hermana, que está gravemente enferma y pide que la visiten donde vive: precisamente el archipiélago del Pacífico. Así parten, padre e hijo, de la forma más rápida y barata que pudieron encontrar: sumándose a un tour organizado repleto de todos los estereotipos de viajeros que sea posible reunir en un solo avión. Solo que un día después de llegar Jack sufre un accidente y termina en el hospital: así, Bernard terminará viajando día tras día entre el lecho de muerte de su tía y la cama de internación de su padre. El lado B del paraíso pagano que encarna Hawai no tarda en revelarse en esta novela que alterna la historia personal de los protagonistas con ácidas observaciones sobre el mundo del turismo: "Le estoy haciendo al turismo lo que Marx le hizo al capitalismo, lo que Freud le hizo a la vida de familia. Lo estoy deconstruyendo", reflexiona el protagonista, que al fin y al cabo encontrará su propio paraíso.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.