Test drive: Renault Alaskan, con el sello y la tradición del rombo