Coronavirus en la Argentina: Las salidas a otros barrios, un hábito que se extiende a esta altura de la cuarentena

Entre otras habilitaciones, reabrió también el Ecoparque porteño
Entre otras habilitaciones, reabrió también el Ecoparque porteño Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Valeria Musse
(0)
11 de octubre de 2020  • 17:48

Sin dudas, a esta altura la cuarentena ya no es la misma de marzo. Hay cada vez más espacios públicos abiertos en la Ciudad, como el Ecoparque y los juegos de las plazas, y más actividades que fueron rehabilitadas. En este contexto, son cada vez más los porteños que hoy se reencontraron después de siete meses y que se animaron a salir de los límites de su barrio para un paseo. Amigos que volvieron a verse las caras sin cámaras mediante, familias que se juntaron en las plazas porteñas a pasar el rato.

Mientras dos niños miraban asombrados al pavo real que se paseaba por uno de los caminos internos del Ecoparque, un hombre y una mujer no hacían más que charlar. "Hace mucho que no nos veíamos así, en vivo, y nos pareció una buena oportunidad venir acá para encontrarnos", explicó Ema Agote, de 38 años, hermana de Lautaro, de 35. "Ellos están muy contentos también", prosiguió él, y señalaba a los primos que apenas se llevan un año. Sobraban las risas y las miradas cómplices.

La reapertura del exzoológico fue para muchos visitantes la excusa perfecta para salir a pasear, pese a que el viento frío y las nubes cubrían el cielo. En general, el respeto por el uso del tapabocas se percibió entre la gran mayoría de los asistentes. Daiana Arias decidió que era hora de que su hija Gabriela visitara otro lugar que no fueran las plazas de Balvanera cercanas a su domicilio, que es a donde van siempre. "La nena está muy estresada e inquieta y pensé que un nuevo espacio sería bueno para ella", contó. La niña estaba atenta al cansino movimiento de dos guanacos que permanecían sentados y apenas giraban sus cabezas ante la presencia de los visitantes.

Para Carmen y Juan, que son pareja, la visita al Ecoparque fue, finalmente, su primera salida recreativa desde marzo. Hasta ayer, solo habían salido de su casa para trabajar o hacer las compras. Ella contó: "Apenas nos enteramos de que se habilitaba el parque decidimos venir a despejarnos después de tanto encierro".

Mónica Cabrera también disfrutaba del Ecoparque. Acababa de ingresar al predio junto a sus dos hijos. También para ellos se trataba del primero paseo formal. "Empezamos a caminar desde Chacarita y llegamos hasta acá", relató la mujer, sonriente.

Reencuentros

A los seis integrantes de la familia Callisti se los veía felices. Sentados en el césped del Parque Las Heras, disfrutaban de los últimos días antes del nacimiento de Ignacio. La mamá de "Nacho" está por dar a luz y su hermano, sobrinos y cuñada no habían visto crecer la panza durante este tiempo más que por teléfono. Hoy, y después de "discutirlo y dar vueltas" en varias reuniones virtuales "y enloquecidas" por Zoom, decidieron juntarse en la plaza. "Era ahora o nunca", decían, casi a coro, entre risas.

En la misma plaza se daba otro encuentro especial. Pese a que el día no acompañaba demasiado, las amigas Olga, de 25 años, y Roxana, de 24, también se reencontraron después de muchos meses en el parque ubicado en el cruce de las avenidas Coronel Díaz y Las Heras. Charlaban y charlaban. No había tiempo que perder.

La familia Callisti se reencontró en el parque Las Heras después de muchos meses
La familia Callisti se reencontró en el parque Las Heras después de muchos meses Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Sentada a la mesa, en la plaza Dorrego de San Telmo, Inés Pérez aguardaba a su amigo que había ido a pagar el café. Era la primera vez que cruzaba los límites de Palermo, donde vive, para disfrutar de otro paisaje citadino. "Nos pusimos de acuerdo para salir a caminar y llegamos hasta acá. Fue lindo ver a la gente intentando retomar la vida", contaba ella, cuando Sebastián De Marco retornó a su lugar. "Yo suelo caminar para ir a trabajar; una hora me lleva, pero esto fue otra experiencia", dijo él, vecino de Once. A escasos metros de ellos, un par de amigas también se reencontraba después de siete meses.

Gabriela Meixner y David Montgomery disfrutaban al aire libre de unos porrones de cerveza y una suculenta porción de papas fritas. Estaban en el bar Temple, en Palermo. Cuando salieron a dar una vuelta en auto desde Quilmes nunca pensaron que, finalmente, se darían este gusto. "Vimos gente que comía afuera y nos dio ganas después de tanto tiempo", dijo él.

"Falta que reabran los gimnasios para hacer acuagym y listo. Ya sería totalmente feliz", dijo Elena Horvath, después de almorzar con su amiga Bruni Monteverde frente a la plaza Armenia, en Palermo. Las mujeres nunca dejaron de salir. Cuando se pudo, las caminatas diarias se hicieron una costumbre, contó Bruni. Y una vez que se habilitaron las mesas en los restaurantes, tampoco dudaron en sumarse. Horvath aclaró: "No le tengo miedo al virus. Mucho respeto, eso sí. Tenemos que aprendernos a movernos así, respetando los protocolos".

Para la familia Izcategui Moreno también fue un domingo más. Los paseos por San Telmo, donde viven, son recurrentes desde hace tiempo. "Esta pandemia terminará cuando podamos recuperar nuestras vidas, Isa vuelva a la escuela y nos podamos sacar esto", dijo Alejandra, y señaló con disgusto el tapabocas. En tanto eso suceda, tanto ella como Alejandro no pierden oportunidad para que su hija de seis años pueda disfrutar y jugar al aire libre.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.