En Aeroparque, debuta el sistema de tarifas para taxis prefijadas

Las terminales que usará el sistema
Las terminales que usará el sistema Crédito: Santiago Filipuzzi
Busca evitar sobreprecios; habrá tótems que emitirán tickets con el monto final del viaje antes de que el pasajero aborde
María Ayzaguer
(0)
13 de marzo de 2019  

Taxistas que no prendían el reloj para exigir precios abusivos, oferta monopolizada y pasajeros rehenes de terminales mal conectadas con el transporte público. Algo de eso pretende cambiar el sistema de tarifas prefijadas que debutará hoy en el Aeroparque y luego en Ezeiza, Buquebus y la terminal de ómnibus de Retiro. El objetivo: terminar con los sobreprecios que perjudicaban a porteños y turistas por igual.

Cómo es el sistema de tarifa prefijada para viajes desde Aeroparque

20:30
Video

Ayer por la tarde, en el sector de arribos nacionales del aeropuerto Jorge Newbery se terminaban de ajustar los cuatro tótems amarillos a los que se deberá dirigir desde este mediodía cualquiera que desee tomar un taxi allí. Frente a la pantalla táctil, el pasajero deberá ingresar la dirección del destino final, las paradas intermedias y la cantidad de pasajeros y equipaje. Las máquinas funcionan en español, inglés y portugués y entregan dos tickets con el monto final que se pagará por el viaje: el pasajero debe entregar uno al taxista y quedarse con el otro.

Los taxistas no deberán prender el reloj y solo podrán cobrar lo que indique el ticket entregado por el pasajero. La tarifa se calcula sobre la base de la distancia del recorrido, incluye la bajada de bandera y el equipaje extra, y se actualiza automáticamente en horario nocturno. Quedan exentos de este precio los peajes que, de existir, corren por cuenta del pasajero.

Hasta hoy, en las paradas de ascenso masivo el costo del viaje en taxi se medía con el taxímetro sobre la base de tiempo y distancia. Con el nuevo régimen, el valor del viaje se preestablecerá sobre la base de una fórmula que parte de la distancia en kilómetros a recorrer, la bajada de bandera (10 fichas) y cada bulto adicional (5 fichas por cada uno). Es decir, se elimina la variable tiempo para poder establecer el monto final del viaje.

"Estamos dando respuesta a un reclamo histórico de los pasajeros, que eran víctimas de organizaciones que manejaban las paradas y no permitían que otros taxistas trabajaran. Con el sistema de tarifa preestablecida estamos garantizando un servicio más transparente, cómodo, seguro y confiable", explicó Patricio Di Stéfano, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna). También destacó que los taxistas están acompañando la iniciativa.

Jorge Bogado, taxista hace treinta años, esperaba ayer a un pasajero en el sector de arribos del Aeroparque. "Para los pasajeros va a estar buenísimo, lo que no sé es qué pasa para los taxistas en el caso de que haya algún corte imprevisto que te saque mucho tiempo, espero que no perdamos plata. Por lo demás, todo lo que sea tecnología bienvenido sea", afirmó.

Según explica Guillermo Dietrich , ministro de Transporte de la Nación, el principal objetivo es mejorar la calidad en la experiencia de viaje de los usuarios de transporte y de los turistas y terminar con la discrecionalidad. "Ya dimos un primer paso con el sistema de control por barreras, que ya funciona en el Aeroparque y muy pronto llegará a Ezeiza", dijo.

Hoy cada taxi que ingresa al Jorge Newbery para levantar pasajeros en la parada oficial pasa por una barrera sincronizada a una cámara lectora de patentes, que verifica que el vehículo tenga su licencia correspondiente, VTV, seguro y demás documentación en orden. Una vez que esto sucede, la barrera se levanta, lo que permite la formación de una fila de taxis autorizados. El sistema se replicará en el resto de las paradas de taxis previstas.

El sistema de paradas de taxi con tarifas prefijadas busca ofrecer una herramienta que ayude tanto a taxistas como a pasajeros a sentirse más seguros, aumentar la demanda de viajes para taxistas a partir del preestablecimiento de los precios en puntos estratégicos, transparentar el servicio en paradas de acceso masivo y modernizar la experiencia de movilidad en taxi en la ciudad de Buenos Aires.

Se trata de una iniciativa conjunta del Ministerio de Transporte de Nación, a través del Orsna; el Ministerio de Seguridad de Nación, y la Secretaría de Transporte porteña.

Cada día ingresan un promedio de 800 taxis diferentes en el aeroparque metropolitano. Desde el Ministerio de Transporte de la Nación estiman que, antes del nuevo sistema de barrera electrónica, solo lo hacían 130 autos. Según estos datos oficiales, la cantidad de vehículos creció más del 500%.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?