Tren Sarmiento: el Gobierno asegura que se redujo el tiempo de viaje, ¿qué piensan los pasajeros?

El Gobierno asegura que a partir de los cambios en el tendido eléctrico del tren Sarmiento mejoró el tiempo de viaje en cinco minutos diarios, pero los pasajeros manifestaron distintas opiniones al respecto
El Gobierno asegura que a partir de los cambios en el tendido eléctrico del tren Sarmiento mejoró el tiempo de viaje en cinco minutos diarios, pero los pasajeros manifestaron distintas opiniones al respecto Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Julia D'Arrisso
(0)
21 de junio de 2019  • 15:57

Junto a la estación ferroviaria de Castelar, funciona el centro de control de energía eléctrica. Permite monitorear el estado del suministro energético de la línea Sarmiento con el objetivo de evitar cortes en el servicio. Para el Gobierno, el buen funcionamiento del dispositivo de vigilancia beneficia a los pasajeros en el ahorro de cinco minutos diarios por viaje, o de una hora semanal.

El tren Sarmiento que conecta Once y Moreno tiene una extensión de 38 kilómetros promedio y lo utilizan a diario 330.000 pasajeros. El centro de control de energía eléctrica funciona a través de un sistema de telecomandos por el que se puede operar la tensión necesaria para el funcionamiento de los trenes.

Según fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación, "los pasajeros diarios del tren Sarmiento ya se ahorran casi una hora a la semana en tiempo de viaje tras las mejoras puestas en marcha en el servicio, que permitieron bajar el tiempo de viaje entre cabeceras de 70 a 65 minutos".

Para llegar a esa estimación, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, expresó: "Para mejorar el sistema hay que hacerlo integral, es costoso y lleva mucho tiempo. La gente no lo ve porque tiene que ver con el mantenimiento y los sistemas, pero si se hace tenes mejor tiempo, más frecuencia, más pasajeros y mejor experiencia de viaje".

Ferrocarril Sarmiento
Ferrocarril Sarmiento Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

En coincidencia, Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos, contó que se cambiaron 170 kilómetros de cables principales subterráneos que, junto al funcionamiento del centro de control de energía, permitirán detectar fallas y solucionarlas de manera que no se interrumpa el servicio. "Históricamente teníamos cables que se pinchaban, perdían energía y se paraba el tren. Ahora se puede sectorizar el sistema y no se frena toda la línea, como ocurría antes", dice. Los trabajos que se realizaron sobre el ferrocarril requirieron una inversión de $2500 millones.

Sin embargo, ¿los usuarios perciben cambios en el tiempo de viaje? LA NACION realizó un viaje por el tren Sarmiento y consultó a distintos pasajeros de qué manera había cambiado el servicio. Las respuestas fueron diversas, pero en general, los usuarios coincidieron en que si bien existen mejoras sobre los cortes de electricidad, aún no sienten un beneficio llamativo sobre el tiempo de viaje.

Minutos antes del mediodía, Inés Vanini esperaba para subirse al tren en la estación Castelar. Hace dos años utiliza de forma diaria el Sarmiento para ir al trabajo. Tiene la costumbre de revisar la grilla de horarios de los trenes. Hace unos seis meses observó una variación de dos minutos en las frecuencias, pero no siente diferencias en el tiempo de viaje. "Me gustaría que fuera mayor la frecuencia, más que nada más no viajar tan apretado", comentó.

Ferrocarril Sarmiento
Ferrocarril Sarmiento Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Unos asientos más adelante, Pablo Raymar, un vecino de Morón que utiliza diariamente el Sarmiento para ir a su trabajo en Caballito, opinó que los cambios en el ferrocarril comenzaron cuando se cambiaron las unidades. Lo que más le llamó la atención de los últimos meses es que disminuyeron los cortes eléctricos. "Eso sirve para ganar tiempo. A lo mejor está mejorando el servicio, pero no siento gran diferencia", dijo Raymar.

Algo similar relató Marcelo, un pasajero que vive en Ramos y prefirió no dar a conocer su apellido, explicó que "antes de cambiar la formación, se cortaba el servicio por cualquier cosa y tardaba el doble", aunque todavía no percibió grandes cambios, pero contestó esperanzado: "Todo lo que sirva para ganar tiempo, bienvenido".

Por último, Fabiana Zampirollo, una vecina de Moreno que toma el tren, pero no lo hace de forma diaria. "Si no me hubieras preguntado si se acortó el tiempo de viaje, ni lo hubiera notado", respondió.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.