Vecinos marcharon contra el traslado del monumento a Colón

Más de 200 personas, entre las que había representantes de la comunidad italiana y de diversas ONG, hicieron un "abrazo simbólico" a la estatua; el acto terminó frente a la Casa Rosada
Fernando Castro Nevares
(0)
4 de junio de 2013  

La polémica por el pretendido traslado a Mar del Plata del Monumento a Cristóbal Colón , hoy emplazado en la plaza situada entre la Casa Rosada y la Avenida de la Rábida, convocó ayer a vecinos y representantes de la comunidad italiana en una colorida manifestación que llevó, luego, su reclamo a la Plaza de Mayo .

Desde las 17, más de 200 personas se encontraron al pie del monumento, en la plaza Colón, para realizar un "abrazo simbólico", al que le siguió una marcha que concluyó frente a la Casa Rosada. El acto de defensa del patrimonio coincidió con el Día del Inmigrante Italiano, instituido en memoria del nacimiento de Manuel Belgrano, hijo de un genovés.

Entre los asistentes se encontraban representantes de distintas asociaciones italianas de Buenos Aires y de las ONG Basta de Demoler y Salvemos las Estatuas. También participaron Lía Rueda, Marta Varela, Carmen Polledo y Diana Martínez Barrios, legisladoras porteñas por el Pro.

Durante el acto, María Carmen Arias Usandivaras, de Basta de Demoler, señaló que hoy a las 10 vence el plazo para que Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia, aporte el informe requerido el viernes por la jueza en lo contencioso administrativo federal Claudia Rodríguez Vidal, que ese día dictó una medida precautelar en la que se le pide al Poder Ejecutivo Nacional que se abstenga "de cualquier acto que implique el desmantelamiento y traslado del monumento".

Ayer, en la marcha, un vecino de acento italiano subrayó: "Por ahora, y por decisión de la Justicia, está todo parado". Frente al monumento, los manifestantes portaron banderas de Italia y estandartes de las colectividades Associazione Calabrese y la Padovani nel Mondo, entre otras.

Una de las más grandes era una bandera de Génova, blanca con una cruz roja, enarbolada por Rubén Granara Insúa, presidente de la Asociación República de La Boca y del Museo Histórico de La Boca. No podían estar ausentes siendo Colón un genovés, y el barrio, un reducto de genoveses. "Para la época en que se realizó la colecta para la construcción del monumento había en el barrio más de 40 asociaciones italianas. La Boca logró una suma muy importante. Muchas familias preferían no comer un día para concretar su aporte. Lo que quiere hacer el Gobierno es un atropello contra la memoria y contra la figura de Colón, símbolo de grandes acontecimientos de la humanidad", afirmó Granara Insúa.

Darío Signorini, presidente de la Federación de Asociaciones Italianas de Buenos Aires (Fediba) y orador del acto, apuntó: "Esta comunidad organizada quiere que el monumento permanezca acá. Merecemos el respeto adecuado". Para Signorini, el monumento representa "el amor de los inmigrantes italianos por su patria" y dejarlo donde está sería una manera de "respetar a los antepasados".

La disputa política

Sin embargo, más allá de los deseos de los manifestantes, el asunto ya cobró relevancia política y se convirtió en un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre la Ciudad y la Nación. El gobierno de Cristina Kirchner argumenta que quiere trasladar la obra a Mar del Plata a los fines de su preservación. La administración de Mauricio Macri rechaza esa iniciativa; considera que se trata de "un robo de un monumento histórico", tal como señaló el legislador Cristian Ritondo, de Pro. Más explícito aún, el jefe de gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró, con sorna: "Si dejamos que esto pase, mañana nos afanan el Obelisco".

Ayer, el secretario de la presidencia, Oscar Parrilli, reiteró que el monumento en disputa pertenecería al Estado nacional, y argumentó la necesidad de trasladarlo y preservarlo al señalar que presenta "un grave deterioro en su estructura".

En declaraciones radiales, subrayó que el monumento fue donado en 1906 al gobierno nacional y que "hay una ley que así lo determina". Explicó: "Cuando comenzamos esto [en 2008], el intendente de Mar del Plata nos solicitó que el monumento fuera trasladado allí; al mismo tiempo, el gobierno de Bolivia le manifestó al gobierno argentino la intención de donar un monumento a Juana Azurduy; la Presidenta consideró que era más apropiado tener una imagen de la heroína de la independencia que la imagen de Colón".

El viernes, el Gobierno comenzó con las obras para removerlo, pero la jueza Rodríguez Vidal dictó una medida precautelar en la que ordenó al Poder Ejecutivo que se abstenga de "cualquier acto que implique el desmantelamiento y traslado del monumento", tras hacer lugar al amparo presentado por la ONG Basta de Demoler, cuyas acciones tienden al cuidado y a la preservación del espacio público.

En su informe técnico, Basta de Demoler recordó que "por decreto municipal 2981/59 dicho monumento pasó a formar parte del patrimonio de la ciudad de Buenos Aires y se lo incluyó en el inventario de bienes patrimoniales de la Dirección de Paseos". Asimismo, señaló que "se pretende trasladar este monumento a Mar del Plata y colocarlo a pocos metros de la costa, exponiéndolo al ambiente marino, que es altamente agresivo para el mármol con el que fue realizado, empeorando notablemente sus condiciones de conservación".

Cronología de una disputa

La estatua de Colón, centro de una pelea política

  • Mayo 31

    El gobierno nacional comienza las obras para remover el monumento
  • Mayo 31

    La jueza Claudia Rodríguez Vidal hace lugar a un amparo de la ONG Basta de Demoler y le ordena al Poder Ejecutivo Nacional que se abstenga de "cualquier acto que implique el desmantelamiento y traslado" de la estatua
  • Junio 1

    El jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dice: "Si dejamos que esto pase, mañana nos afanan el Obelisco"
  • Junio 3

    El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, reitera que la estatua pertenece al Estado nacional
  • Bromas por un extraño tuit de Patricia Bullrich

    La polémica que rodea al monumento a Colón estalló ayer en Twitter en forma de chistes y burlas a un tuit de la diputada Patricia Bullrich. Ayer, la presidenta del bloque parlamentario Unión por Todos escribió en su cuenta @PatoBullrich "¿Dónde querrán llevar el Teatro Colón? Hagamos la lista de posibles lugares". Inmediatamente, la red se llenó de comentarios que alertaban sobre el error de la diputada, que parecía confundir el monumento al descubridor de América con el primer teatro nacional. El usuario @SonyPMB expresó: "Patricia Bullrich pensó que querían trasladar el teatro Colón en lugar de la estatua. Y después no sabemos por qué sacan el 54% con esta opo", y @EdudeFlores escribió: "#PatoBullrich estaría en estos momentos abrazada al telón del escenario del Teatro Colón para que el Gob nacional no lo saque de #CABA". En sus tuits posteriores, @PatoBullrich lamentó la "falta de sentido del humor" que habría malinterpretado su comentario original.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.