Aporte de un biólogo franco-croata. Avanza la ciencia sobre la idea de la resurrección